Desde Los Fosos

Pronóstico Húngaro 2011: La Revancha de los RB7 “They’re gonna throw it back to you…” Oasis

Pronóstico Húngaro 2011: La Revancha de los RB7 “They’re gonna throw it back to you…”  Oasis Ya viene el receso de verano de tres semanas y por eso se juntan dos carreras con una semana de diferencia, Alemania y Hungría. Esta cumple 25 años de haber llevado la F1 a la zona detrás de la Corina de Hierro y se ha mantenido como un Gran Premio muy sui generis, donde los resultados no son previsibles como en la mayoría de las carreras, pese a que no es un sitio en el que se puede rebasar con facilidad. Ahí ganaron por primera vez cuatro pilotos muy conocidos, Damon Hill, Fernando Alonso, Jenson Button y Heikki Kovalainen, y hasta 2006 era el único GP en el calendario en el que nunca había llovido, pero esa vez llovió y Jenson se alzó con el triunfo improbable; ahora, se espera algunas lluvias, quizás en la carrera, pero iguale estaba

Alemania y ya vieron que no se abrió el cielo.

Aunque no hay rebases fáciles, los pilotos esperan que el alerón móvil (DRS) cambie un poco la situación, pero la verdad la recta es muy corta y sólo se puede pasar al final de ella en la entrada de la Curva 1. Las carreras son muy tensas, pues los pilotos van curva tras curva sin aflojar y con presión de andar en un tren que tiene un ritmo propio pese a los esfuerzos por romperlo y que mesmeriza a los que entran en él. La pista de 4,381 metros arranca en la recta de meta y la Curva 1 es una derecha muy dura, casi Horquilla, en que algunos pilotos usan la 1ª larga, otros la 2ª corta para tomarla, Una recta corta lleva a la siguiente horquilla, más amplia y luego viene una derecha acelerando que tras otra rectita nos lleva a la Curva 4 (la del Felipazo del 2009), una izquierda amplia  que desemboca en la 5, otra de 180° pero muy anchos, donde se puede decir que inicia el retorno a la meta. La 6 y 7 son una chicana latosa, sobre todo por los bordes altos a la salida y en la corrida a la 8  puede ceder el piloto que pierda concentración. Esta es una izquierda casi de 90 grados, seguida por la 9 que es un a derecha similar y llevan a la 10, izquierda acelerando. La 11, que sigue tras otra rectita, es una derecha en 90 grados con una recta más larga para encarar la 12, otra derecha en escuadra que se aprieta al final. Siguen dos horquillas, la 13 que inicia  a la izquierda y la 14 que arranca hacia la derecha, en las cuales hay que pegarse al auto de enfrente para poder tener oportunidad de chuparse el aire al entrar a la recta.   En total 14 curvas, seis de ellas izquierdas, y esto se repite durante 70 giros, con 51 cambios por vuelta, para  3570 cambios en 306.63 kilómetros totales de recorrido, o sea, uno cada 86 metros en promedio. Nomás de leerlo da flojera, imagínense manejarlo.

Como supusimos, el retorno a las reglas pre-Valencia, regresó a McLaren a la posición de segundo equipo, pero Hungría es un circuito en el que cuenta mucho el arrojo del piloto pues la parte mecánica es probablemente más importante que la aerodinámica ya que todos van a inclinación máxima en los alerones.. Veremos si Lewis puede hacer algo con su manejo o de plano se vuelve loco al calificar detrás de los RB7, como en Mónaco, y les deja la victoria fácil a Vettel y Webber, en ese orden. Sergio necesita calificar bien porque aquí no hay pista libre para hacer estrategias de menos paradas y se pierde mucho tiempo detrás de otros pilotos. Si no pasa a la Q3 no creo que saque puntos. Pero es factible ver un nuevo registro de pista si las súper blandas de Pirelli son usadas al final de la carrera, pues el oficial data de 2004 y es de Schumacher sobre un Ferrari de 3 litros. Desde Los Fosos 199 28 julio de 2011 Columna del sitio www.MedioTiempo.com Carlos Eduardo Jalife Villalón Twitter @scuderiargz FB Scuderia Rodríguez scuderiargz@yahoo.com.mx

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas