Peugeot 307 Sedán: A prueba

Comúnmente llegan al mercado vehículos que por alguna razón crean cierta predisposición, ya sea para bien o para mal, tal es el caso de este 307 Sedán, que en aquella ocasión, cuando nos enteramos...
 Comúnmente llegan al mercado vehículos que por alguna razón crean cierta predisposición, ya sea para bien o para mal, tal es el caso de este 307 Sedán, que en aquella ocasión, cuando nos enteramos y publicamos que se había desarrollado una versión de tres

MEDIOTIEMPO | autocosmos.comMarzo de 2007

  • Estamos ante uno de los compactos con mayor nivel de equipamiento del mercado

Comúnmente llegan al mercado vehículos que por alguna razón crean cierta predisposición, ya sea para bien o para mal, tal es el caso de este 307 Sedán, que en aquella ocasión, cuando nos enteramos y publicamos que se había desarrollado una versión de tres volúmenes del 307 para ser comercializado en China, la inquietud se postró inmediatamente en la parte trasera, que para muchos, incluido el suscrito fue un diseño inferior, que no le hacía justicia a los bellos trazos del resto del vehículo.

Evidentemente, era cuestión de tiempo antes de que la marca se animara a traerlo al mercado nacional, ya que como hemos manifestado anteriormente, en México los consumidores son más benévolos con los vehículos de tres volúmenes y hablando de los compactos el dominio europeo es considerable. Más curioso resulta que todas las variantes sedán de vehículos europeos que aquí son un éxito (Jetta, Bora o 307 Sedán) son versiones adaptadas de modelos hatchback que en Europa son muy bien aceptados.

Een resumen, si hablamos de los autos compactos, México prefiere por lo que hace al segmento compacto, los vehículos de origen europeo, pero aquellas variantes que nacen con la idea de llegar a los mercados emergentes o de EU.

ROMPIENDO PARADIGMAS

Sin duda al manejar el 307 Sedán, nos hace recordar el buen producto que es este exponente de Peugeot. Presume de una calidad de ensamble y materiales, así como ergonomía sobresalientes y aunque a las formas ya se les empieza a notar el irremediable paso del tiempo, cada mando está bien ubicado y el tacto es excelente.

La mencionada elevada calidad de ensamble se traduce en ausencia de ruidos y un habitáculo bien aislado, incluso rodando a 5,500 giros del motor el ronroneo es apenas perceptible y nos invita a disfrutar de un manejo muy relajado y confortable.

Sin duda alguna estamos ante uno de los compactos con mayor nivel de equipamiento del mercado, con cargador Blaukpunkt de cinco discos en el tablero, mandos de audio en el volante, un climatizador electrónico de dos zonas, sensor de reversa con indicador gráfico de cercanía en tablero, encendido automático de faros y limpiadores.

Otro detalle de equipamiento que llama la atención es el sistema de telefonía de manos libres, que no es común en el segmento.

Todo lo antes mencionado se conjuga con un tren motor afinado totalmente al confort, ya que la mecánica de cuatro cilindros 2.0 litros de 143 hp se acopla a una transmisión manual de cinco relaciones que en realidad he de decir, le queda un poco larga, por lo que para aprovechar de la mejor manera posible todo el par, tendremos que llevar el auto a ritmos alegres. Por otra parte, el pedal de clutch es bastante más duro de lo que podríamos esperar y los tiros de la palanca, sobre todo en primera y segunda son algo imprecisos y duros. Nada que llegue a incomodar, pero si es notorio.

Asimismo, el 307 Sedán demuestra una y otra vez que su mejor faceta está en brindar recorridos confortables y sin sobresaltos, aunque no es un felino muy rápido, si permite rodar a buenos ritmos en carretera, permitiendo alcanzar sin problema velocidades crucero de 180 km/h. Aunque ha demostrado estar más cómodo a ritmos relajados, donde permite disfrutar de un ambiente muy agradable.

CONCLUSIÓN

En esta primera etapa de la prueba, el 307 Sedán ha demostrado ser un producto con elevado valor agregado y excelente calidad general, que brinda además un buen balance entre confort, economía y equipo. Desde la cabina y sin temor a equivocarme, representa una opción fuerte contra los posicionados Bora y Civic. Más aún porque al tomar la decisión de compra se debe tener en mente que pasamos más tiempo dentro del auto que admirándolo.

Y es que aunque la parte trasera puede parecer menos agraciada que el resto del vehículo, tampoco es fea, es solamente que luce demasiado simple y lo cierto es que la buena calidad de materiales, elevado nivel de equipamiento y buen espacio interior lo hacen una opción más que válida si se busca una compra de alto valor.

LO QUE ALEGRA EL DÍA

-Excelente calidad de materiales y ensamble-Elevado nivel de equipamiento-Buena relación Valor - Precio

LO QUE FALTÓ

-Una transmisión de seis marchas-Comportamiento con un poco más de carácter-Una transmisión más suave y precisa

PRECIO

307 Sedán XS Manual: 209,900

[autocosmos.com/mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×