Cadillac CTS 2008: Primer contacto

En Estados Unidos la palabra "craftmanship" es utilizada para establecer las diferencias entre un auto con buenos interiores y otro que no los tiene; en el caso del nuevo Cadillac CTS, podemos...
En Estados Unidos la palabra "craftmanship" es utilizada para establecer las diferencias entre un auto con buenos interiores y otro que no los tiene; en el caso del nuevo Cadillac CTS, podemos decirles que sin duda están retomando el buen camino. Hace alg
 En Estados Unidos la palabra "craftmanship" es utilizada para establecer las diferencias entre un auto con buenos interiores y otro que no los tiene; en el caso del nuevo Cadillac CTS, podemos decirles que sin duda están retomando el buen camino. Hace alg

MEDIOTIEMPO | autocosmos.com.mxOctubre de 2007

  • Este auto se ha convertido en una verdadera opción de compra

En Estados Unidos la palabra "craftmanship" es utilizada para establecer las diferencias entre un auto con buenos interiores y otro que no los tiene; en el caso del nuevo Cadillac CTS, podemos decirles que sin duda están retomando el buen camino. Hace algunos días platicábamos con el Vicepresidente de General Motors, el señor Bob Lutz, y él mismo reconoció que durante 25 años se ganaron la reputación de que los autos de General Motors, que incluyen las marcas Cadillac y Chevrolet entre otras, tenían unos interiores espantosos.

Dicho sea con justicia, más allá de que el CTS tiene el "Hard Drive Device" que es un disco duro con capacidad para almacenar hasta 40GB de música, sus interiores están muy bien terminados tanto en ensamble como en materiales.

En este primer contacto, el equipamiento fue lo que más nos dejó impresionados. Tiene en el centro una pantalla interactiva con formato "touch screen" que permite hacer ajustes del audio con la yema del dedo índice.

Los asientos son calefactables y con ventilación, tienen memorias de posiciones y la calidad de los cueros están muy a la altura de cualquier auto de lujo del segmento. De hecho, hace mucho que no sentía que un Cadillac compitiera frontalmente contra un Mercedes, un Audi o un BMW. De hecho, podemos decir sin temor a equivocarnos que pese a que el Mercedes Benz Clase C se está vendiendo bien por lo fascinante de su diseño exterior, en conjunto, el CTS lo va a poner a temblar y se convierte en una verdadera opción de compra.

Su motor es un V6 de 3.6 litros que eroga 258 caballos de fuerza acoplado a una transmisión de seis marchas Hydra-Matic cuyos cambios son tan suaves como un cuchillo sobre mantequilla derretida; su apariencia es bastante extrema, la parrilla le da personalidad y para un primer contacto, la verdad es que nos quedamos con ganas de manejarlo por más tiempo más allá de las colinas de Hollywood.

En fin, buen trabajo de la gente de Cadillac y sin duda nos esperaremos al Malibú nuevo que viene en diciembre o enero del 2008 y del cual nos prometieron acabados prácticamente artesanales.

[autocosmos.com.mx/mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×