Mitsubishi Eclipse Spyder 2009 a prueba

ANTECEDENTES
ANTECEDENTES
 ANTECEDENTES

MEDIOTIEMPO | autocosmos.com.mxFebbrero de 2009

  • Un diseño que no pasa desapercibido en las calles, ahora con versión descapotable

ANTECEDENTES

En los inicios de los años 90';s Mitsubishi presentó dos modelos deportivos dentro de su portafolio, los cuales fueron el GTO (3000GT) y el Eclipse, siendo el primero el de mayor cilindrada y motor, pero se despidió a principios del 2000 de la línea de montaje. Mientras que el Eclipse ha sobrevivido hasta la fecha debido a una motorización más moderada y un diseño que se ha caracterizado por salirse de lo establecido en autos de producción.

Desde 1989, el Eclipse que se presentó a sufrido 4 cambios generacionales, ofreciendo estéticas y mecánicas totalmente distintas entre sí; la primera fue, sin lugar a dudas, la competencia directa entre los deportivos de Nissan, por lo cual el parecido es mucho. La segunda abultó sus líneas para tener un auto más grande, lo cual desapareció en la tercera versión (la menos atractiva), mientras que la versión actual cuenta con un "tuning" de fábrica que puede o no gustar.

Cambios Exteriores: la modificación entre generaciones es total, con respecto al anterior no tiene nada que ver, las líneas redondeadas diferencian totalmente las líneas planas del anterior.

Cambios Interiores: el interior, como podemos imaginarnos, también es distinto con un una orientación más hacia el conductor.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS Y MECÁNICAS

El corazón del Eclipse Spyder es un V6 3.8 L de 260 caballos de potencia, sumando 50 hp';s que la versión anterior. El torque que brinda es de 260 libras con tracción delantera. En el caso de la versión Spyder la transmisión es únicamente automática de 5 velocidades. El peso de la unidad también se vio incrementado debido al mecanismo elevador de la capota de tela pero sin afectar el comportamiento del auto.

En el plano de la seguridad cuenta con frenos ABS, con distribución electrónica, discos para las cuatro ruedas, así como bolsas de aire frontales y laterales. Es importante decir que el Eclipse es de tracción delantera, aunque el espacio reducido al centro indique lo contrario, por lo que el peso se "recarga" mucho al frente en maniobras rápidas.

Evolución técnica: la parte más significativa es sin duda la motorización y el incremento de caballaje, además de un chasis revisado de la generación pasada.

Beneficios para usted: los principales beneficios son la libertad, el sentimiento de ser extrovertido, el sonido del motor y por supuesto la capota retráctil.

Puede mejorar: el Eclipse se siente algo pesado aunque la respuesta del motor es adecuada, por otra parte la sensación del pedal de freno no es acorde a un auto deportivo.

CONFORT

Pocos deportivos o que se jacten de serlo son realmente cómodos, que si el equipamiento es poco o que no es agradable como auto de diario, ya que al contar con suspensiones duras para mejorar el manejo se afecta directamente la habitabilidad. En el caso del Mitsubishi cuenta con buen nivel de comodidad al interior y el espacio es suficiente para personas altas.

En el caso de las plazas posteriores, como en todos los convertibles, son de adorno, ya que el espacio para rodillas es casi nulo. Los elementos de tapicería son agradables al tacto como el volante y la palanca de cambios. Por otra parte, el terminado de la capota puede acumular mucha pelusa o suciedad fácilmente y hace complicada su limpieza.

Mejoró: con respecto a la generación anterior que también circuló en nuestro país, mejoró sin duda la calidad de los elementos forrados en piel, pero sí cuenta con algunos detalles de ensamble como lo comprobamos con la capota, ya que realiza ruido estructural al circular por las calles.

MANEJO

En este auto el significado de la frase "la apariencia no es sincera" queda perfectamente, ya que si bien cuenta con un diseño que se diferencia de todo los demás autos, su motor V6 suena de manera deportiva y su equipamiento interior es completo, pero cuenta con algunos detalles que demeritan el hecho de que se trate de posicionar como deportivo.

El principal punto es sin duda la sensación de frenada, ya que un auto deportivo debe brindar seguridad al frenar y en el Eclipse esto no se nota, si bien la persona que compra un auto de estos en general lo cuidará mucho y no lo someterá a grandes velocidades, siempre debemos de estar seguros que nuestro coche responderá para situaciones comprometidas.

La dirección se siente muy suave y la suspensión no es tan firme, lo cual también contrasta con el espíritu de un deportivo, pero esto hace que sea cómodo para uso diario, no como en el caso del Pontiac Solstice o Mini Cooper JKW que exigen al conductor estar alertas en todo momento y cuidarse de la más mínima piedra del camino. La caja de cambios cuenta con una primera y segunda algo largas, pero suficientes para un día de tráfico donde no podemos ir a más de 15km/hr.

La maniobrabilidad es adecuada para el uso cotidiano, aunque el punto que lo hace diferente de un auto normal es la posición de manejo que es baja y debe mantener así ya que si subimos el asiento nuestra cabeza tocará rápidamente el techo retráctil. Al contar con tracción delantera con los 260 hp puede causarnos sobresaltos al pisar el acelerador y tratar de maniobrar (torque steer), además de tener una ligera tendencia a irse de frente, no es grave pero está presente.

El Eclipse Spyder responderá de buena manera al hundir el acelerador a fondo y tendremos un control suave sobre él, aunque los pequeños detalles señalados anteriormente nos hacen regresar a la realidad de que el Eclipse no es un deportivo 100%, que sí tiene la apariencia pero realmente podría ser mejor o tal vez que los ingenieros se esmeraran más como en el caso del Lancer Evo X o las versiones Ralliart, unidades con historia y referentes de los autos rápidos del mundo.

Lo bueno: el ambiente que nos transmite como conductor y pasajero así como la imagen que proyecta a las personas que lo ven, y la opción convertible da una nueva dimensión de libertad.

Puede mejorar: deberían mejorar sus prestaciones y ser realmente un auto deportivo que bien podría competir contra el 370 de Nissan, el TT Cabrio de Audi o incluso el Z de BMW. Lo malo es que simplemente es un deportivo a la vista con un cómodo manejo en ciudad. Además el motor 3.8 litros puede ser muy sediento de combustible si abusamos del pedal del acelerador.

ESPACIO DE CARGA

Pues sobra decir que el espacio es reducido, la cajuela cuenta apenas con lo suficiente para un par de maletas, pero puede bien ser complementado con el espacio de los asientos traseros. Un convertible, aunque tenga cuatro plazas, por lo regular sólo es para dos personas y el espacio de carga en todos será reducido.

Puede mejorar: Deberían cambiar el concepto de cuatro plazas a dos solamente como en el caso de un Mazda MX-5 y así aprovechar ese espacio como cajuela.

COMPETENCIA

Pues no, no tiene competencia directa, ya que su motor V6 de aspiración normal lo colocan arriba del Mazda MX-5, y el que podría ser más cercano es el Audi A3 Cabriolet turbo con 200 Hp de potencia pero, en precio, el de los cuatro aros está en 43.750 dólares mientras que el "rápido y furioso" se encuentra en los 368,900 pesos. El mercado de los convertibles cuenta con un nicho muy específico entre ellos.

[autocosmos.com.mx/mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×