Bugatti Veyron edición homenaje al Type 35

Esta edición especial viene a ser la onceava preparación exclusiva del Veyron de Bugatti. Si bien es un auto que no se verá circulando en las calles de nuestro país, se está comenzando a tornar...
Esta edición especial viene a ser la onceava preparación exclusiva del Veyron de Bugatti. Si bien es un auto que no se verá circulando en las calles de nuestro país, se está comenzando a tornar repetitivo el ver preparaciones de lo mismo.
 Esta edición especial viene a ser la onceava preparación exclusiva del Veyron de Bugatti. Si bien es un auto que no se verá circulando en las calles de nuestro país, se está comenzando a tornar repetitivo el ver preparaciones de lo mismo.
  • El Veyron, modelo de referencia de velocidad en el presente

Esta edición especial viene a ser la onceava preparación exclusiva del modelo de Bugatti. Si bien es un auto que no se verá circulando en las calles de un día normal en nuestro país, se está comenzando a tornar repetitivo el ver preparaciones de lo mismo que al final no cambian sustancialmente el modelo.

En esta ocasión busca homenajear al Bugatti Type 35 (nada que ver con la versión Centenaire) de competencia que corrió antes de la Segunda Guerra Mundial, además de aprovechar para recordar a los pilotos que los llevaron a las pistas, los cuales son Jean-Pierre Wimille (Francia), Hermann Zu Leiningen (Alemania), Achille Varzi (Italia) y Malcom Campbell (Inglaterra). Los Veyron cuentan con los colores que se utilizaron en aquellas épocas y en los asientos están bordados sus nombres.

Al igual que el nuevo Aston Martin One-77,, estas nuevas preparaciones fueron presentadas en el Concurso de la Elegancia de Villa d'Este en Italia. Los cambios principalmente van encaminados a la parte estética, ya que continúa con sus "débiles" 1001 caballos de potencia.

Las diferencias principales con los modelos normales son obviamente la pintura, los rines que evocan a los del Type 35, las partes delanteras de aluminio pulido con acabado espejo que le quedan perfectamente al color negro, al rojo y al azul, mientras que en el blanco se pierde un poco. Esta versión monta luces LED diurnas para recordar a sus primos de la clase media de Audi.

Por supuesto, estos cambios que parecen insignificantes para cualquier persona hacen que el precio suba como la espuma del champagne con que se celebra el Concurso de Italia, por lo que si usted quiere una de estas cuatro unidades, tendrá que desembolsar 1.6 millones de euros.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×