Estalla huelga en Volkswagen de México

Al no llegar a un acuerdo entre la armadora Volkswagen de México y el sindicato sobre la revisión salarial, y tras ocho días de negociación ante las autoridades federales del Trabajo, a las 11:00...
Al no llegar a un acuerdo entre la armadora Volkswagen de México y el sindicato sobre la revisión salarial, y tras ocho días de negociación ante las autoridades federales del Trabajo, a las 11:00 horas de este martes estalló la huelga.
 Al no llegar a un acuerdo entre la armadora Volkswagen de México y el sindicato sobre la revisión salarial, y tras ocho días de negociación ante las autoridades federales del Trabajo, a las 11:00 horas de este martes estalló la huelga.
(Notimex) -
  • Trabajadores no aceptaron un aumento salarial del 1 por ciento

Al no llegar a un acuerdo entre la armadora Volkswagen de México y el sindicato sobre la revisión salarial, y tras ocho días de negociación ante las autoridades federales del Trabajo, a las 11:00 horas de este martes estalló la huelga.

Las banderas rojinegras fueron colocadas luego de que los trabajadores de la planta instalada en Puebla rechazaron la oferta de la empresa, de un pago único de cinco mil 500 pesos y un aumento salarial del 1 por ciento, efectivo a partir de febrero de 2010.

El dirigente del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw), Víctor Jaime Cervantes, colocó las banderas rojinegras en las seis puertas de la empresa, instalada en San Lorenzo Almecatla, Puebla.

En punto de las 11:00 horas, tal como se estableció en el emplazamiento a huelga, y luego de no llegar a un acuerdo con los directivos de la empresa alemana, los nueve mil 500 trabajadores pararon labores en las naves de la planta.

El Sitiavw demandó a la empresa un aumento salarial de 8.25 por ciento directo al salario, pero los directivos de la planta como contrapropuesta ofrecieron un aumento de 1 por ciento, efectivo para febrero de 2010, y un bono único de cinco mil 500 pesos.

Con el estallido de huelga, en la empresa más importante del estado se dejarán de producir mil 520 unidades diarias de los modelos Jetta, Beetle, Bora y Bora Variant.

Esta es la quinta huelga que estalla en los últimos nueve años en la armadora automotriz, y la primera bajo la dirigencia del líder sindical Víctor Jaime Cervantes.

Una vez que pararon las máquinas en la armadora de autos, se les han informado a los trabajadores las medidas que deberán seguir para que el movimiento esté apegado a la ley y no se considere inválido.

A las afueras de la planta armadora ya se preparan los trabajadores con provisiones y tiendas de campaña para pernoctar el tiempo que dure la huelga.

Víctor Jaime Cervantes organizó a los trabajadores, quiene comienzan a ajustar los horarios en que deberán relevar a sus compañeros y cubrir las seis puertas de acceso a la planta automotriz.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×