Carver One, otro extraño concepto en el mercado

El Carver One nos permite sentir las curvas como una moto pero en la comodidad de nuestra "burbuja" protectora y con un acompañante en la parte trasera.
 El Carver One nos permite sentir las curvas como una moto pero en la comodidad de nuestra "burbuja" protectora y con un acompañante en la parte trasera.
  • No es un auto, no es una moto, es un Carver One
  • Una combinación nos recuerda al Nissan Land Glider

El principal problema para las personas que no manejan motos es el hecho de curvear y la inseguridad que les causa dicha acción, por lo cual marcas como Piaggio y Can-Am lanzaron auténticos triciclos que mantienen las sensaciones de una moto, pero con la seguridad de tres ruedas.

En el pasado Salón de Tokio Nissan lanzó un concepto denominado Land Glider; con cuatro ruedas independientes del chasis, este concepto podía inclinarse al curvear. Bajo este mismo concepto pero de una manera más extrema, el Carver One nos permite sentir las curvas como una moto pero en la comodidad de nuestra “burbuja” protectora y con un acompañante en la parte trasera.

Para entender un poco el funcionamiento de este auto habrá que remitirnos a las motos nuevamente, ya que como sabemos al tomar una curva hacia la derecha, la fuerza centrífuga nos “avienta” hacia la izquierda, pues es a ese punto donde nuestra masa iba antes del cambio de trayectoria. En los autos se siente al ir a demasiada velocidad pero el peso y las cuatro llantas con ejes anchos nos ayudan a controlarlo.

En la moto, y en este Carver One, la inclinación contrarresta el efecto de la fuerza centrifuga, causando que el peso de la misma cree un mayor apoyo sobre el piso al curvear. La ventaja del Carver es que con ambas llantas traseras se crea una mayor área de contacto evitando así un derrape, además de mayor estabilidad a los vientos cruzados en recta.

Este triciclo cuenta con un sistema denominado Dynamic Vehicle Control que gestionan la inclinación y entrega de potencia para nunca llevarla a más del límite (45 grados máximo). El diseño modular del vehículo monta el motor sobre las ruedas traseras mientras que la rueda delantera es parte del chasis en general, lo que me pone a pensar que el reparto de pesos no es equilibrado.

La mecánica del juguete es de 660 cc con turbo que generan 65 o 85 hp según la versión con 100 Nm de par motor, imagino que para poder arrancar rápidamente los 640 kg más pasajeros de la unidad. La velocidad máxima del Carver es de 185 km/hr. La transmisión es manual de 5 velocidades, aunque por las imágenes no podemos adivinar si es tipo moto, patrón H o secuencial.

El Carver One suena como a buena idea, además de divertido, y viéndolo desde un punto de vista citadino sería una gran idea como transporte urbano, imaginen que fuese híbrido/eléctrico, nos ayudaría a mejorar nuestro entorno y conflictos viales además que quitaría el pretexto de las motos de no salir cuando llueve.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×