Ford Mustang 2011 para México

El pony car por excelencia vuelve en su versión 2011, que cuenta con nuevos motores V6 y V8 que desarrollan 305 y 412 caballos respectivamente.
 El pony car por excelencia vuelve en su versión 2011, que cuenta con nuevos motores V6 y V8 que desarrollan 305 y 412 caballos respectivamente.
  • Primer contacto con el nuevo Ford Mustang 2011 que llegará a México en breve

¿Qué es? Es el Pony Car por excelencia conceptualizado por Lee Laccoca hace 45 años y que hasta la fecha ha vendido 9 millones de unidades, de las cuales 2.2 millones siguen rodando por las calles del mundo. En esta ocasión, se presentaron las nuevas versiones 2011 con motores V6 y V8 que desarrollan 305 caballos de fuerza y 412 equinos respectivamente.

Tiene dos diferente parrillas según sea la versión.

¿Qué tienen de nuevo?

Más allá de que podría darse una confusión visual con el modelo 2010, estas nuevas versiones coupé y convertible del Mustang incorporan nuevas fascias delanteras y traseras, cámara de reversa, sistema de GPS en una pantalla muy atractiva, sensor de punto ciego en las versiones equipadas, frenos Brembo, bolsas de aire, sistema de control de tracción y estabilidad y frenos antibloqueo entre muchas otras cosas como el Ford SYNC y el sistema MyKey que en realidad es la evolución del sistema multimedia de comandos de voz ya mencionado como SYNC.

Propulsión a chorro

Desarrollados en 36 meses, este nuevo Ford Mustang incorpora motores V6 y V8 acoplados a una transmisión que puede ser manual o automática de seis relaciones. Lo relevante es que las cabezas del motor son de aluminio y se ha optimizado el consumo de combustible al grado extremo de entregar 31 millas por galón, algo así como 49.8 kilómetros por cada cuatro litros de gasolina, o lo que es lo mismo 12.45 kilómetros por litro. El motor V8 también ofrece un rango relevante de 10.45 kilómetros por litro, cifras realmente sorprendentes si tomamos en cuenta el caballaje ofrecido. Este nuevo Ford Mustang 2011, es rebelde pero ahorrador.

Manejo

De espíritu temperamental y rebelde, el nuevo potro salvaje del óvalo azul es aguerrido en su despegue pero obediente en su comportamiento. Si bien en la versión de seis cilindros podríamos llegar a pensar que le falta un poco de torque al despegue, ya encarrerado sólo los frenos Brembo son capaces de detenerlo. La suspensiones fueron modificadas de manera en que este deportivo es mucho más fácil de manejar y no es nervioso. De hecho, al compararlo con el Chevrolet Camaro que también estaba ahí para un frente a frente, el subviraje en el Camaro es muy evidente mientras que en el Pony es invisible. El auto apunta con precisión y pese a su poder resulta fácil de manejar, sumado a que los cambios manuales son cortos y precisos sin margen de engranar una velocidad en vez de otra.

Estructuralmente más rígido

La estructura es 31 por ciento más rígida que la plataforma anterior y protege a la cabina de deformación e intrusión en caso de un impacto; para las puertas se usó acero de alta resistencia y la parte frontal está diseñada para absorber la energía de forma controlada y disiparla antes de que alcance el compartimiento de los pasajeros.

Incorpora el nuevo sistema denominado EPAS (sistema de dirección con asistencia eléctrica) reduce el esfuerzo a velocidades de estacionamiento, mientras que la sensación a altas velocidades se ha mejorado para un manejo y control más preciso. Debido a que se eliminó la bomba de dirección actuada por banda, EPAS contribuye a un vehículo más silencioso con menos componentes que drenan potencia del motor.

En la versión convertible, el toldo es de lona y para accionarlo deben quitarse dos ganchos manualmente (nos recordó al desafortunado Thunderbird al que se le colaba el agua) y con presionar un botón la capota se guarda en 20 segundos aproximadamente.

Conclusión

Sin lugar a dudas vuelve a ser una obra estado del arte de Ford Motor Company que marca el regreso de un viejo combate silencioso contra el Chevrolet Camaro. Sin duda, con lo bien hecho de este Mustang, los ingenieros de General Motors ya deben estar trabajando a todo vapor para mostrar una nueva versión del Camaro que ofrezca mejor desempeño y equipamiento que el Mustang.

Lo más relevante de este automóvil es que contra sus competidores, éste sí puede ser un automóvil de uso diario. La facilidad de acenso y descenso del coche lo hacen amigable y ergonómico y el habitáculo, pese a ser muy cómodo y estar lleno de monerías como la configuración de los colores del tablero o bien la luz de ambiente, no pierde el espíritu deportivo.

Nos llamó la atención que la gente de Ford reconociera que la inspiración en los interiores viene del Audi A5 y que es su aspiración lograr ese nivel de acabados, que como todos sabemos, son de los mejores del mercado.

Datos duros

Competidor frontal: Chevrolet Camaro Competidor Lateral: Nissan 370 Z Precio para México: sin definir Precio para Estados Unidos: arranca el V6 en $22,995 USD Lanzamiento: Verano/Otoño 2010

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×