Volkswagen presenta el CrossFox 2011

La nueva versión 2011 del Volkswagen CrossFox fue presentada en Valle de Bravo y Medio Tiempo, gracias a Autocosmos, estuvo presente.
 La nueva versión 2011 del Volkswagen CrossFox fue presentada en Valle de Bravo y Medio Tiempo, gracias a Autocosmos, estuvo presente.
  • Ha sufrido cambios estéticos y en el equipo de serie

Resulta complicado intentar cambiar una fórmula ya concebida y que tenga buen resultado en el gusto del público. El modelo CrossFox resultó ser una buena arma de ventas en México pero la renovación tenía que llegar, para ofrecernos mejoras en equipo así como cambios estéticos que afectan principalmente al frontal del auto.

Las inmediaciones de Valle de Bravo, en el Estado de México ofrecieron los caminos para realizar la prueba del CrossFox 2011, una buena combinación de pavimento con curvas cerradas y desniveles con terracería y caminos complicados.

"Si bien el auto de VW no es un 4x4, sí resuelve muchos problemas de manejo cotidianos, como inundaciones, baches y topes."

Mecánicamente el auto fue mejorado ligeramente, brindando para esta edición 101 caballos de potencia (alrededor de 2hp más) y mejorando su par motor, el cual ahora queda en 143 Nm (antes 139 Nm). Números sin duda muy discretos pero que benefician su manejo y salida en condiciones complicadas, además de seguir ofreciendo consumos contenidos.

El chasis en su conjunto continúa con la misma plataforma que ofrece suspensión de mayor recorrido y frenos de disco en el eje delantero, pero siguen siendo tambores para la parte trasera.

La prueba de manejo realizada sirvió para constatar de qué está hecho el CrossFox, el cual ofrece un manejo muy dinámico. Es fácil de maniobrar en espacios reducidos además de contar con un arranque suave y comodidad para los recorridos diarios en ciudad. Por su altura, la unidad permite tener gran vista periférica pero la llanta de refacción obstruye la visión por el retrovisor.

El manejo comenzó por las sinuosas carreteras de Valle de Bravo que permitieron sentir la comodidad del auto, aún con la suspensión de mayor recorrido y suavidad, el auto se comportó estable aunque al demandarle manejo más “extremo” si resentía la falta de peso posterior. Curvas entrelazadas nos permitieron trabajar el motor en bajas revoluciones, las cueles eran cortas y permitían aprovechar el par motor tanto para arranque como recuperación.

La parte sencilla del recorrido terminó al entrar a terracería que metro a metro ofreció peores condiciones en el camino, piedras y zanjas no fueron problemas para la altura del CrossFox, así como subidas y estabilidad en partes con piedras sueltas. Si bien el auto de VW no es un 4x4, sí resuelve muchos problemas de manejo cotidianos, como inundaciones, baches y topes.

El diseño cambia para volverse acorde a las nuevas líneas de VW mundiales, que comenzaron con el Scirrocco, posteriormente la gama ha adoptado dicha forma y el CrossFox no podía ser la excepción. La versión 2011 deja a un lado el “tumbaburro” plástico con el que contaba, para dar paso a una forma más limpia de ciertos tintes deportivos.

En conclusión, la valía del auto se demuestra al llegar a la terracería, ya que con todo y su pequeño motor se puede “defender” ante otras unidades, un pequeño vehículo todo-terreno para salir de campo o utilizarlo como coche de diario, pero sin los consumos y costos del primero y la comodidad de un hatch.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×