Renault Fluence 2011 llega a México desde $199,900

Renault Fluence 2011 llega a México desde $199,900 Renault Fluence 2011 llega a México
Sin Pie de Foto
 Sin Pie de Foto
  • Un nuevo mediano llega por parte de la armadora francesa

Antecedentes

Como sabemos, la estrategia de Renault en México se ha enfocado a traer sus productos de origen Coreano y no los europeos. Esto les ha funcionado bastante bien, sobre todo para deshacerse de una mala imagen en servicio post-venta y garantías.

Ahora llega el Fluence 2011, un sedán compacto que complementará la gama de la marca entre el Scala y el Safrane tanto en precio como tamaño.

Sus principales competidores son el Mazda 3 sedán, Chevrolet Cruze y Ford Focus sedán, aunque en precio de entrada, el Fluence tiene la ventaja sobre todos.

Características técnicas y mecánicas

El motor que le da vida al Fluence es un cuatro cilindros de 2.0L de desplazamiento, 140Hp y 143lb-pie de torque. Se encuentra aunado tanto a una transmisión manual de cinco relaciones (versión Authentique) como a una continuamente variable CVT, que simula seis cambios en el modo manual, para las siguientes dos versiones altas (Expression y Dynamique).

Para restarle esfuerzo al motor, la dirección utilizada es una eléctricamente asistida así que no toma la fuerza del motor, además de que su radio de giro y dureza puede variar dependiendo de la velocidad a la que se viaje.

Para la parte delantera, utiliza una suspensión tipo Mc Pherson mientras que para atrás, una de eje rígido en H con barra estabilizadora.

En cuanto a seguridad, encontramos cuatro frenos de disco con ABS, EBD, Brake Assist y sistema SAFE además de las ya obligadas bolsas de aire frontales (2), tipo cortina (2) y laterales (2). En el interior existen cinturones de tres puntos para todas las plazas (cinco) con pretensores y limitadores de esfuerzo y sistema ISOFIX para fijar las sillas de bebé Interior.

El diseño del tablero y en general del interior es muy agradable, amplio y moderno pero eso sí, los plásticos lucen brillosos y aunque al tacto no se sienten de mala calidad, le restan un poco de vista. También, se siente muy plástico, sobre todo de los paneles interiores de las puertas.

El equipamiento es muy bueno, sobre todo considerando el rango de precios. Encontramos un radio con AM/FM, CD, MP3 y controles al volante, de cuatro bocinas para Authentique y de seis para el resto, espejos eléctricos, de calefacción computadora de viaje, tomacorriente de 12V, cristales eléctricos, llanta de refacción de tamaño normal y faros de halógeno como equipo de serie para todas las versiones.

Para la Dynamique, o sea la más alta, los asientos se encuentran forrados en piel mientras que el del conductor se puede ajustar en seis direcciones y la banca trasera se puede abatir 60:40, el aire acondicionado es automático de dos zonas y con ventilación trasera, el volante también está forrado en piel y se puede regular de altura y profundidad, la llave es de presencia y en forma de tarjeta, además cuenta con sensores de reversa, guantera con refrigeración, conectividad para iPod y USB, sistema Bluetooth, quemacocos eléctrico, faros de niebla frontales, limpiaparabrisas inteligente, sensor de lluvia y luces automáticas.

Manejo

Probamos la versión más básica y la más alta para sentir la diferencia, sobre todo de la transmisión CVT y manual. La primera puede ofrecer muy buen rendimiento de combustible y confort al no percibir los cambios, pero mata todo el torque del motor provocando que el arranque inicial sea sumamente lento. Cabe señalar que éste es un problema de todas las transmisiones continuamente variables.

Pensamos que la manual iba a mejorar las cosas y de alguna forma sí lo hizo con un arranque más rápido y una sensación de agilidad mucho mayor. La suspensión, por otro lado, es muy suave y permite el roll de la carrocería en curvas, eso sí muy confortable, mientras que la dirección eléctricamente asistida la percibimos demasiado artificial.

Todo esto es, principalmente, por que esperábamos un manejo con mucha más personalidad y con el dinamismo que denota su diseño. En verdad que es uno de los medianos más atractivos en cuanto a diseño exterior pero el manejo no está a la altura de cómo luce. No es que esté mal, pero si esperábamos más emociones al volante.

Otro punto a su favor es que las pruebas que llevamos a cabo fueron dentro de una pista, así que tendremos que darle el beneficio de la duda hasta que lo probemos en la vida real con el tránsito y demás complicaciones que enfrentamos día a día.

Conclusión

Tal vez no haya sido lo que esperábamos en cuanto a prestaciones y manejo deportivo, pero la realidad es que el Fluence es un producto muy completo y atractivo. Su nivel de equipamiento y precio están en un nivel muy competitivo en el segmento y seguramente no tardaremos mucho tiempo en comenzarlos a ver circular por las calles ya que como auto familiar resulta muy práctico, cómodo y seguramente confiable (cuenta con garantía de 100,000Km o 3 años), además sus servicios son económicos, $750 cada 10,000Km (nones) y $1,150 para los pares.

El Fluence iniciará sus ventas el primero de noviembre del año en curso con un precio de entrada de $199,900 y un tope de gama de $264,900.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×