Brabus 800 E V12 Cabriolet, el convertible de cuatro plazas más rápido del mundo

Cuando hablamos de autos Mercedes-Benz extremos en potencia y velocidad, está la división AMG, que es como el tuner in-house de la marca, pero cuando las cosas van todavía más allá, está Brabus,...
 Brabus 800 E V12 Cabriolet.
  • La última creación del tuner alemán

Para visualizar la galería da click aquí.

Cuando hablamos de autos Mercedes-Benz extremos en potencia y velocidad, está la división AMG, que es como el tuner in-house de la marca, pero cuando las cosas van todavía más allá, está Brabus, definitivamente el más extremo de todos.   Acostumbrados a montar su poderosísimo motor V12 biturbo en todo producto de Mercedes-Benz, era cuestión de tiempo que llegara al Clase E Cabriolet para crear al Brabus 800 E V12 Cabriolet, que como su nombre lo indica, cuenta con ni más ni menos que ¡800 Hp!.   Los cambios mecánicos son muy extensos, para empezar, desecharon el motor V8 de 5.4L porque sus 388 Hp no eran suficientes, así que metieron el V12 de 6.3L biturbo que produce 800 Hp, más del doble de lo que originalmente cuenta el auto. El sistema de escape tuvo que hacerse nuevo completamente, incorporar además cuatro intercoolers y reforzar la estructura para que soportara el inmenso torque y potencia mientras que en materia de frenos, utilizaron unos impresionantes discos de 380mm de diámetro adelante y 360mm atrás con pinzas (calipers) de 12 y seis pistones respectivamente. El resultado es un descapotable con espacio para cuatro personas y una cajuela decente que acelera de 0 a 100 Km/h en 3.7seg, de 0 a 200 Km/h en 9.9seg y hasta los 300 Km/h en 23.9seg y cuya velocidad máxima llega hasta los 370 Km/h.   Por fuera, Brabus lo dotó de un kit aerodinámico diferente y no sólo para cumplir con el hecho de verse más agresivo y deportivo, sino porque es también completamente funcional. Las fascias, parrilla, faldones laterales, branquias, spoiler trasero y salpicaderas ensanchadas traseras (necesarias para alojar las llantas traseras más anchas), fueron fabricados en fibra de carbón y diseñados específicamente para este auto en un túnel de viento para ofrecer más agarre en altas velocidades.   En el interior, Brabus también ha cambiado las cosas, empezando por los asientos (también de fibra de carbón) y las tapicerías que ahora son en color rojo y que contrastan con el negro del exterior. También se han sustituído los instrumentos y la palanca de la transmisión automática así como en varias partes del interior ahora encontramos las siglas V12 y Brabus.

Para visualizar la galería da click aquí. 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×