Recibe nuestro newsletter
 

Mercedes-Benz SLS AMG Black Series 2013: El más radical

  • La estética simula a la del SLS AMG GT3 de carreras. (Foto: Autocosmos)
  • El precio no está disponible y se dará a conocer bien entrado el 2013. (Foto: Autocosmos)
  • La caja de cambios es una AMG Speedshift DCT de doble embrague. (Foto: Autocosmos)
 

Autocosmos | MEDIOTIEMPO
Viernes 16 de Noviembre del 2012

  • 631 Hp de potencia máxima y un 0 a 100 km/h de 3.6 segundos

Para visualizar la galería del Mercedes-Benz SLS AMG Black Series 2013.

La alemana Mercedes-Benz nos anticipa la que será la versión más radical del "Alas de Gaviota" moderno. Con el apellido Black Series y planificado para junio de 2013 en Europa, el deportivo se convertirá en el quinto modelo de la gama en estrenar esta versión más “racing”. Su herencia deportiva es tal que ha sido desarrollado a partir del SLS AMG GT3 con el que Mercedes compite internacionalmente en pruebas de GT en cuatro continentes.

El V8 de 6.2 litros de cilindrada se ofrecerán con una potencia máxima de 631 Hp y 468 Lb-pie, 60 Hp más que en el SLS estándar. Para mejorar su potencia y respuesta al acelerador se han aumentado las revoluciones máximas de 7,200 a 8,000. El SLS AMG Black Series acelera de 0 a 100 km/h en 3.6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 315 km/h.
Su producción se finaliza a mano en la planta de la firma en Affalterbach y se identifica con el nombre del operario encargado de sus ajustes. Su sonido también es diferente al de las otras versiones del SLS gracias a un sistema de escape realizado en titanio que, además, es 13 kilos más liviano.
 
La estética simula a la del SLS AMG GT3 de carreras y la fibra de carbono está presente en numerosos componentes aerodinámicos. Algunos detalles característicos son la toma de aire sobre el cofre que además de refrigerar el motor, proporciona carga aerodinámica sobre la parte delantera y el difusor trasero con las dos salidas de escape dobles de formas trapezoidales.
 
Si los afortunados propietarios desean una apariencia más deportiva, Mercedes ofrece un paquete adicional aerodinámico AMG. Éste se distingue especialmente por el alerón trasero fijo de formas bien marcadas. Para los amantes de lo exclusivo, todavía se puede recurrir a otras opciones de personalización con el uso de fibra de carbono para los espejos, para la cubierta del motor y un paquete con piezas del mismo material para el interior. Los colores de carrocería del SLS AMG se complementan en esta versión más radical con un exclusivo tono denominado “rayo solar”.
 
La mejora en el peso de otros componentes de la carrocería y del tren de rodaje ha permitido que el SLS AMG Coupé Black Series pese 70 kilos menos que el modelo estándar (en total 1,550 kilos). El CRP, que mezcla fibra de carbono y plástico y que es habitual en la competición y en súper deportivos como éste, ha sido utilizado en piezas como el cofre y los asientos. Además, la batería del vehículo ha sido sustituida por una de iones de litio, que reduce ocho kilos.
 
La caja de cambios es una AMG Speedshift DCT de doble embrague y siete velocidades. Tiene cuatro modos de conducción: C, S, S+ y M. Ha sido mejorada especialmente a la hora de reducir marchas, siendo sus aceleraciones más pronunciadas. El bloqueo del diferencial del eje trasero es electrónico y también más corto que en el SLS MG “a secas”. También el control de estabilidad ESP es ajustable en tres niveles y el último modo es de desconexión total.
 
El tren de rodaje ha sido modificado con cambios tanto en el chasis como en el equipo de suspensión. Entre otras cosas, aumenta el ancho de vía en los dos ejes, incorpora llantas más ligeras, nuevos neumáticos creados expresamente por Michelin y con medidas 275/35 R19 para el eje delantero y 325/30 R20 para el posterior, así como una dirección AMG más sensible a la velocidad. Los frenos incluyen discos cerámicos de origen de 402 mm de diámetro delante y 360 detrás.
 
El precio no está disponible y se dará a conocer bien entrado el 2013.

Para visualizar la galería del Mercedes-Benz SLS AMG Black Series 2013.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios