Restauran el Ferrari GTB4 275 que perteneció a Steve McQueen

Las oficinas y el taller de Ferrari Classiche se encuentran en un sector de 950 metros cuadrados ubicado en la antigua fundición de Ferrari en Maranello. Periódicamente, de esta planta de...
Las oficinas y el taller de Ferrari Classiche se encuentran en un sector de 950 metros cuadrados ubicado en la antigua fundición de Ferrari en Maranello. Periódicamente, de esta planta de restauración entran y salen vehículos llenos de...
 Las oficinas y el taller de Ferrari Classiche se encuentran en un sector de 950 metros cuadrados ubicado en la antigua fundición de Ferrari en Maranello. Periódicamente, de esta planta de restauración entran y salen vehículos llenos de...
  • Un trabajo hecho por Ferrari Classiche

Las oficinas y el taller de Ferrari Classiche se encuentran en un sector de 950 metros cuadrados ubicado en la antigua fundición de Ferrari en Maranello. Periódicamente, de esta planta de restauración entran y salen vehículos llenos de historia. Uno de los últimos vehículos en salir de allí es un GTB 275 que perteneció al actor estadounidense Steve McQueen (cuentan que lo recibió mientras filmaba la película Bullitt, estrenada en 1968). El nuevo propietario del vehículo llevó el GTB 275 a Ferrari Classiche para realizar el proceso de certificación de autenticidad, a sabiendas de que en algún momento de la década de 1980 su anterior dueño le cortó el techo para convertirlo en un spyder. En virtud de lo dispuesto en el proceso de certificación, un Ferrari sólo puede ser autenticado si es exactamente igual a cuando salió de la fábrica. Con este fin, el nuevo propietario decidió devolver el coche a su forma original. Este trabajo de restauración estuvo a cargo de los ingenieros y mecánicos de Ferrari Classiche, que colocaron un techo de acero hecho artesanalmente. En Ferrari están más que orgullosos con el trabajo que realiza esta joven división creada hace seis años, ya que ayuda a mantener el espíritu de los productos que salen de Maranello y dan testimonio de la originalidad de cada coche. Desde su inauguración, Ferrari Classsiche procesó más de 3 mil 300 peticiones de certificación gracias a los registros de la famosa empresa.

No te pierdas