Nissan BladeGlider, el futuro de los autos eléctricos

Nissan trabajó en una arquitectura sui géneris del vehículo para darle al conductor y a los pasajeros una experiencia inolvidable. Este auto eléctrico cuenta con un estilo exótico que maravilló a...
Nissan trabajó en una arquitectura sui géneris del vehículo para darle al conductor y a los pasajeros una experiencia inolvidable. Este auto eléctrico cuenta con un estilo exótico que maravilló a todos en el Salón y no cabe duda que lo hará cuando...
 Nissan trabajó en una arquitectura sui géneris del vehículo para darle al conductor y a los pasajeros una experiencia inolvidable. Este auto eléctrico cuenta con un estilo exótico que maravilló a todos en el Salón y no cabe duda que lo hará cuando...
Ciudad de México -
  • Nissan trabajó para darle al conductor y pasajeros una experiencia inolvidable

Este auto eléctrico cuenta con un estilo exótico que maravilló a todos en el Salón y no cabe duda que lo hará cuando llegue su momento de producción. El BladeGlider tiene sus raíces conceptuales en dos imágenes aéreonáuticas: la panorámica silenciosa de un planeador y la forma triangular de alto rendimiento de un "avión". Un elemento importante para destacar en el Nissan BladeGlider es que al tener las llantas delanteras cerca, se realza la  maniobrabilidad gracias al gran poder de adherencia al pavimento, ayudado por su proporción 30/70 que distribuye de manera impecable el peso. Para impulsar al BladeGlider, Nissan emplea la tecnología de batería de iones de litio, probada en el Nissan LEAF. Los módulos de batería son montados abajo y hacia atrás para realzar la estabilidad y el manejo. También dentro de poco se darán a conocer los datos exactos de este motor. Como un toque práctico y de distinción, el asiento del conductor automáticamente se desliza lateralmente cuando se abre la puerta, permitiendo al acceso fácil a los asientos de los pasajeros. Es por esto que desde ya el Nissan BladeGlider, puede estar tranquilamente en el podio de los autos concepto del Tokio Motor Show 2013.

No te pierdas