Mexicanos consideran precio y combustible para comprar un automóvil

Con la expectativa de vender cerca de 10 millones de vehículos ligeros en México, la encuesta alemana VOSS 2013, reportó que los mexicanos toman en cuenta el precio y el rendimiento del...
Con la expectativa de vender cerca de 10 millones de vehículos ligeros en México, la encuesta alemana VOSS 2013, reportó que los mexicanos toman en cuenta el precio y el rendimiento del combustible para hacerse de un auto.
 Con la expectativa de vender cerca de 10 millones de vehículos ligeros en México, la encuesta alemana VOSS 2013, reportó que los mexicanos toman en cuenta el precio y el rendimiento del combustible para hacerse de un auto.  (Foto: Getty)
Ciudad de México -
  • El rendimiento de combustible es un factor común para adquirir un vehículo
  • Los encuestados destacaron las bondades del sistema de financiamiento en nuestro país

En 2013, se espera que 1.06 millones de vehículos ligeros sean vendidos en México, lo cual será suficiente para colocar a México como el 16° vendedor de vehículos ligeros en el mundo.

Además, entre 2012 y 2020, se tienen expectativas de que se compren un total de más de 10 millones de vehículos ligeros.

Debido a que se pronostica que millones de vehículos se sumen a la flota vehicular del país en los años venideros, no es sorpresa que los fabricantes de autos estén dispuestos a comprender las necesidades y prioridades de los propietarios de vehículos.

Más aún, ya que el 95% de los vehículos nuevos vendidos en México son propiedad de particulares, y que el 57% de propietarios encuestados de nuevos vehículos en el VOSS 2013 indican que nunca antes habían tenido un auto de la misma marca como auto regular, hay una gran oportunidad para conquistar estas ventas en el mercado mexicano.

Se preguntó cuáles eran las razones más importantes para su elección de un vehículo nuevo. Las razones más recurrentes fueron: eficiencia de combustible (mencionado por el 39% de los propietarios de un vehículo nuevo); precio de compra (38%); desempeño y maniobrabilidad (37%); seguridad (37%); comodidad interior (36%); y confiablidad/durabilidad (36%).

Se solicitó que mencionaran el factor más importante para la elección de un vehículo nuevo, y las respuestas de los propietarios fueron similares, aunque la prioridad se presentó en diferente orden, precio de compra y confiabilidad/durabilidad como más importante, seguidas de eficiencia de combustible.

La importancia de la confiabilidad/durabilidad para los propietarios de vehículos es comprensible, ya que la mayoría de los propietarios utilizan su vehículo para transportarse entre la casa y el trabajo además de transportar a la familia. La confiabilidad/durabilidad de un vehículo es la razón más importante para su selección en la mayoría de los mercados en todo el mundo en los que J.D. Power lleva a cabo investigaciones (por ejemplo, en Brasil “confiabilidad/durabilidad” son las razones de mayor mención para la elección de un vehículo). 

Mantener su vehículo en buen funcionamiento, es vital para los propietarios en México. Mientras que el 60% de los propietarios de vehículos en el VOSS 2013 indican que su vehículo está cubierto por la garantía del fabricante, el 16% menciona que está cubierto por una garantía extendida, y el 9% menciona que su vehículo está cubierto por un acuerdo de servicio pre-pagado.

Tener acceso a un vehículo nuevo en México es posible debido a la disponibilidad de financiamiento; 63% de los propietarios de vehículos que fueron encuestados, indicaron que ellos financiaron la compra del vehículo, en tanto que casi el 2% indicó que arrendaron su vehículo, y el remanente fue pagado en efectivo. 

El arrendamiento no es muy popular en México, ya que las ofertas no son tan atractivas como comprar un vehículo en efectivo. Con todo, los modelos existentes de financiamiento en México, incluidas las tasas fijas, esto podría estar limitando otras ventas potenciales de vehículos.

El énfasis en la eficiencia de combustible, siempre ha sido importante, y se puede esperar que sea aún más importante en los años venideros.  Por décadas, el gobierno mexicano ha subsidiado el precio de las gasolinas y el diesel, y también ha fijado precios del combustible a nivel nacional.

En consecuencia, los consumidores han disfrutado de los precios más bajos en el mundo industrializado y recientemente en desarrollo, con precios, ocasionalmente, más bajos que los de Estados Unidos.

Newsletter
No te pierdas