Nissan GT-R Convertible, el deseo de los árabes

Los convertibles son autos especiales y aún más si son superdeportivos. Entonces, cuando el bólido descapotable está especialmente hecho a mano, ahí ingresamos en el mundo de lo exótico, como...
Los convertibles son autos especiales y aún más si son superdeportivos. Entonces, cuando el bólido descapotable está especialmente hecho a mano, ahí ingresamos en el mundo de lo exótico, como sucede con estos Nissan GT-R. La historia de estos...
 Los convertibles son autos especiales y aún más si son superdeportivos. Entonces, cuando el bólido descapotable está especialmente hecho a mano, ahí ingresamos en el mundo de lo exótico, como sucede con estos Nissan GT-R. La historia de estos...  (Foto: )
Ciudad de México -
  • Estas tres versiones son creadas por el especialista Newport Convertible Engineering

Los convertibles son autos especiales y aún más si son superdeportivos. Entonces, cuando el bólido descapotable está especialmente hecho a mano, ahí ingresamos en el mundo de lo exótico, como sucede con estos Nissan GT-R. La historia de estos Nissan GT-R convertibles nace en una visita a Abu Dhabi por parte de la gente de Newport Convertible Engineering, especialistas en quitarle el techo a cualquier auto. Allí algunos de sus clientes se mostraron interesados en poder disfrutar las prestaciones del bólido nipón a cielo descubierto, algo que no podían hacer porque Nissan no produce versiones descapotables de su superdeportivo. La respuesta fueron tres propuestas diferentes, una que podríamos definir como convencional, otra con arcos antivuelco detrás de los asientos y finalmente, la más extrema con dos ”jorobas” continuando la línea de los apoyacabezas sobre la cajuela. En este punto tenemos una noticia buena y otra mala. La primera es que Newport Convertible Engineering ya está tomando órdenes alrededor de todo el mundo para realizar cualquiera de estas tres transformaciones. La mala es que los precios van desde los 29 mil 500 hasta los 49 mil billetes verdes, eso sin contar que primero hay que comprar un Nissan GT-R. Como consuelo podemos decirte que no se puede manejar un superdeportivo como estos a todo gas con el techo abierto, no al menos sin terminar con la cara llena de insectos.

No te pierdas