Curry y LeBron, de la misma cuna pero...

Akron es una pequeña ciudad de Ohio que ahora puede presumir que los dos mejores jugadores de la NBA en la actualidad nacieron ahí.
Stephen Curry y LeBron James nacieron en el mismo hospital.
 Stephen Curry y LeBron James nacieron en el mismo hospital.  (Foto: Getty, GettyImages)
  • LeBron fue catalogado como la futura estrella de la NBA; Curry rechazado por las grandes universidades
Ciudad de México -

Akron es una pequeña ciudad de Ohio que ahora puede presumir que vio nacer a los dos mejores jugadores de la NBA en la actualidad.

LeBron nació el 30 de diciembre de 1984 en el Akron General Medical Center. Casi cuatro años después, Curry vio la luz en el mismo lugar. Mientras King James fue criado por su madre y nunca tuvo una figura paterna presente, Steph creció cerca de las duelas de basquetbol y en el seno de una familia de deportistas, encabezada por su padre Dell, exjugador de la NBA.

James se perfiló desde joven como uno de los mejores atletas, tanto que destacó en basquetbol y futbol americano. Desde su etapa en High School la prensa le auguró un futuro brillante en la NBA. Cuando acabó la preparatoria fue directo al Draft, donde los Cleveland Cavaliers lo eligieron con el primer pick global. Además, firmó un contrato por 90 millones de dólares con Nike.

Tal era la expectativa de los medios y las marcas que la compañía de Oregon no perdió la oportunidad y con el caso de Michael Jordan en mente, aseguró otro negocio redondo al firmar un contrato con el joven James.

Si bien su padre jugó en la NBA, el camino de Curry a la fama no fue fácil. Al igual que LeBron, destacó en su etapa de High School, pero su físico no convenció a las grandes universidades y solo recibió ofertas de beca de escuelas que no figuraban dentro de las mejores en la División I. Su sueño era jugar para Virginia Tech, el alma mater de su padre, mas ahí fue prácticamente rechazado.

Muchos pensarían que después de una carrera estelar en la División I de la NCAA, liderar el basquetbol colegial en puntos (2009) y llevar a un equipo antes mediocre (Davidson College) a un paso del Final Four (2008), Curry por fin obtuvo el crédito que le negaron las universidades. Pero sus críticos hicieron de las suyas una vez más y hay quienes dudaron de que tuviera el tamaño y la velocidad para competir en la NBA.

En el Draft de 2009, equipos como Los Angeles Clippers o los Houston Rockets podrían haber elegido a Curry, pero lo dejaron pasar hasta el séptimo pick en manos de los Warriors. El resto es historia y esas franquicias seguramente se arrepienten, pues el joven de Akron del que los expertos dudaban calló bocas y es el MVP (Jugador Más Valioso) reinante en busca de su segundo título en la NBA.

Su único obstáculo, como hace un año, es ni más ni menos que LeBron James. Pase lo que pase en las finales, Akron estará de manteles largos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×