Ibiza, el paraíso de los paraísos (Primera Parte)

La noche se viste de lujo… y de lujuria en la isla más ardiente de Europa. J&B nos invitó a descubrir la magia de una zona en la que el placer y la diversión gobiernan las noches y los días: Ibiza.
 La noche se viste de lujo… y de lujuria en la isla más ardiente de Europa. J&B nos invitó a descubrir la magia de una zona en la que el placer y la diversión gobiernan las noches y los días: Ibiza.

Rodrigo Mora | MAX/MEDIOTIEMPO

La noche se viste de lujo… y de lujuria en la isla más ardiente de Europa. J&B nos invitó a descubrir la magia de una zona en la que el placer y la diversión gobiernan las noches y los días: Ibiza.Día 0 y 1El Aeropuerto de la Ciudad de México saturado. Gente circulando en absoluto desorden por los pasillos de nuestro Benito Juárez. Estrés. No importa, nos vamos a Ibiza con J&B, fiesta garantizada.El vuelo México-Madrid, vacío. Por suerte. Tenía dos asientos sólo para mí. El aeropuerto de Barajas, igual de saturado que el nuestro. Tres horas de escala. Sonaba a mucho pero siempre estaban Ibiza, J&B y Nightology Boat.Eran las 7:30 de la tarde cuando por fin nos instalábamos en el hotel después de más de 15 horas de viaje. La fiesta apenas iba a comenzar. Un regaderazo rápido y la salida hacia nuestra cena de bienvenida en uno de los puntos más elevados de la isla: L’Éléphant, una sala lounge con sillones y camas blancas iluminadas con velas. En las mesas ya estaban las botellas de J&B. El mío, en las rocas, por favor. Todo era espectacular: La noche forrada de rayos láser de colores, las luces de los antros y a lo lejos el faro principal, enorme. Las mujeres eran también imponentes. La más fea podría ser top model. La cena, deliciosa. Un solomillo acompañado de espárragos y vino tinto de la zona.Dos Treinta de la mañana. Entrábamos a Amnesia, una casa de principios del siglo XVIII. Desde los años 70 es uno de los antros más famosos de España. Ahí la fiesta es intensa. Por un lado hay una jungla lounge con música tecno y sobrecargos perfectas bailando. No tienen nada que ver los dos conceptos pero era noche de aviones.Por otro, el ambiente era más extremo. El trans alteraba el ritmo cardiaco, las luces cegaban y las bailarinas con lencería de cuero aceleraban las hormonas. El cañón de hielo, lanzaba humo a 1ºC bajo cero para “refrescar” el ambiente aunque lo que pasaba en las tinieblas no era precisamente fresco. Las mujeres, todas impresionantes, no conocen de tabúes. Si les da calor, se quitan la blusa y listo, andan en brasier (o sin él) por el lugar.En la consola circularon Nick Warren, Armin Van Buuren y Paul Oakenfold… Inigualable lo que logran mientras tienen el poder: generan un ambiente de éxtasis inexplicable.Día 2En Ibiza se vive al revés. Llegamos a dormir a las 8am. Se “desayuna” a las 2pm y, como también hay turismo familiar, los buffets evolucionan tradicionalmente. Cuando bajamos era hora comer así que nada parecía desayuno. Ni hablar, comamos pizzas, pastas y lomos endulzados.A las 3 pm la gente de la playa cambia de turno. Las familias y niños abandonan sus camastros y todo se vacía. A las 3:30 aparecen los que festejaron hasta morir.En la arena tampoco hay vergüenzas, la gente se broncea como quiere. El morbo no existe, las miradas curiosas tampoco, en cambio, las mujeres topless y los cuerpos perfectos abundan… Un paraíso. El que J&B quería mostrarnos.Privilege, el antro más grande del mundo nos esperaba, a nosotros y a otras 8 mil personas. Tiene varias salas y desde cualquier lugar puede verse la enorme esfera amarilla que lo distingue.Este lugar es más "tranquilo". Aquí sólo los hombres andan sin camisa. Al centro hay una alberca donde está la consola para DJ’s. Afuera hay un jardín árabe con cojines, velas y música lounge. Alrededor de las 3:30 comienza la función. Desde el tapanco más alto, el VIP en el que nos encontrábamos, volaron trapecistas bailando por los aires. Un buen espectáculo aunque, para ser uno de los lugares más famosos de Ibiza, no hizo gala de su esplendor, esa noche, la fiesta estaba en otro lugar. Nos lo advirtieron y no hicimos caso.Sabías qué...Ibiza se calendariza por fiesta y cada una se anuncia por todas partes. Incluso la gente de cada local te advierte dónde está la más importante de esa noche.Playa Salinas es una de las más famosas. Su característica es que en otoño, invierno y primavera el nivel del mar sube y cubre todo. En verano la arena resurge con una capa de sal blanca que refleja el sol.Ibiza sólo funciona durante el verano. La temporada es del 12 de julio al 15 de octubre. El resto del año todo permanece cerrado.[MAX/mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×