Casinos: 5 casos donde la casa perdió (Caso 3)

MAX/MEDIOTIEMPO
MAX/MEDIOTIEMPO
 MAX/MEDIOTIEMPO

MAX/MEDIOTIEMPOEnero 2007

Fichas, monedas, billetes, cheques. Da igual. La tentación por el dinero es mucha, y los recursos para llegar a él son ilimitados cuando la ambición llama. ¿La casa gana? No siempre…

A veces es un reto, en otras es pura diversión pero el hecho de ganar millones, franquear los sistemas de seguridad de los casinos y burlar al burlador es , para muchos, una obsesión

Fraude con faldaEn marzo del año pasado el Hotel Ritz de Londres también pagó su cuota a la apostadora más famosa de nuestros tiempos.Una mujer húngara de 32 años, acompañada por dos serbios, apareció en el casino, saludó, apostó toda la noche en la ruleta sumas que no llamaran la atención de nadie pero ganó tantas manos que levantó sospechas de los dueños del lugar.En cuanto la sexy jugadora salió para cobrar su cheque, los burlados hoteleros pidieron a Scotland Yard que descubriera el origen de lo que estaban seguros que era una estafa.La hipótesis de la policía fue que el teléfono celular de la sospechosa escondía un escáner-láser que calcula la velocidad, envía la información a un microprocesador que analiza miles de combinaciones posibles y envía los números en los que es más probable que caiga la bola.Incautaron sus teléfonos, revisaron sus habitaciones y absolutamente todas sus pertenencias.Como no se encontraron ninguna prueba, fueron dejados en libertad bajo fianza con la obligación de firmar en la comisaría cada semana.Tras nueve meses de investigaciones inútiles, tuvieron que exonerarlos, aunque claro, su entrada a todos los casinos les fue prohibida.Dato CuriosoSe estima que uno de cada dos mil jugadores es un estafador y que sólo algunos de ellos, talvez uno de cada 20 resulta ganador.[MAX/mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×