Los Topos: Vida bajo las ruinas

MEDIOTIEMPO/MAX
 MEDIOTIEMPO/MAX

MEDIOTIEMPO/MAXJunio de 2007

  • Por: Mariano Ecija

Del valor, amor al prójimo y entrega de sus integrantes depende que muchas personas puedan tener una segunda oportunidad de vida.

Una catástrofe les da vida y ellos la dan a quienes fueron víctimas del desastre. Héroes, humanos, ángeles… Topos mexicanos que se abren paso entre la muerte para dar esperanza al mundo entero.

Los escombros de la historia

El rostro de mi padre, lleno de angustia despertándome de un sueño eterno mientras la casa se movía de un lado a otro; 7:15 am, mis autos de colección caían al suelo y apenas conocía un terremoto. En unos instantes la calma regresó a mi vida y mientras ordenaba el caos de la habitación, un grupo de hombres juntaba sus fuerzas para retirar los escombros de algún edificio en el Centro Histórico, movidos por la esperanza de encontrar sobrevivientes en aquel trágico 1985. Este equipo fue llamado "Los hombres Topos", quienes durante las primeras semanas de trabajo conjunto, rescataron a 137 personas y 527 cadáveres atrapados entre las ruinas.

Desde entonces, la Brigada de Rescate Topos Tlatelolco A.C. ha participado en la prevención y atención de desastres en territorio nacional e internacional, tratando de educar y crear conciencia en la población en lo que respecta a este tipo de siniestros, obviamente sin esperar la invitación de los afectados.

Equipo perfecto

Los Topos se especializan en la búsqueda de personas en estructuras colapsadas, de ahí su sobrenombre, ya que tienen la habilidad de colarse por pequeños huecos en medio de los escombros. Uno de sus objetivos principales es promover la cultura de protección civil, impartiendo capacitación, asesoría y entrenando perros de búsqueda y rescate para llevar a cabo acciones inmediatas en situaciones de emergencia. Sus integrantes son civiles, personas con un empleo e incluso amas de casa que dejan sus obligaciones para acudir al lugar de la tragedia; no persiguen fines lucrativos —han enfrentado en un sinnúmero de veces la carencia de fondos— sino apoyo económico a través de donativos, públicos o privados, nacionales o extranjeros, de la venta de artículos promocionales y aportaciones voluntarias. La agrupación ha participado en la atención de huracanes, terremotos, explosiones e incendios, así como en la búsqueda de personas con la ayuda de unidades caninas. En la actualidad hay más de sesenta elementos en el Distrito Federal y una delegación en la ciudad de Poza Rica, Veracruz.

De viva voz

Nadie mejor que los mismos integrantes de este importante escuadrón de rescate, Antonio Álvarez y Luis Rodolfo Márquez, quienes viajaron a Banda Aceh para prestar sus servicios en el desafortunado sismo-tsunami en Indonesia el pasado diciembre de 2004, para hablarnos de lo que saben hacer mejor: salvar vidas.

MAX: ¿Quiénes son los Topos?TOPOS: Somos un grupo de personas que se dedica al auxilio de la gente atrapada en las estructuras después de algún derrumbe, incendio, inundación o bien de recolección de cadáveres, según sea el caso. Nos hemos mantenido durante veinte años sin perseguir ningún fin económico, es netamente altruista. Tenemos una amplia preparación, siempre tomamos cursos para prestar el servicio en el momento correcto.

M: ¿A qué se dedican además de esto?T: Todos somos voluntarios, algunos especialistas en protección civil, otros ingenieros industriales, geólogos, dentistas, abogados, técnicos en urgencias médicas y por otro lado, debido a esta labor, tenemos que ser bomberos, paramédicos, rescatistas, técnicos y marcadores de búsqueda, lo cual aprendemos en nuestros entrenamientos. Nos renovamos paulatinamente, somos cuarenta personas aproximadamente, entre ellas varias mujeres.

M: ¿Cuál es el procedimiento para que los Topos lleguen al lugar donde ocurrió la tragedia?T: Estamos al pendiente de las noticias (TV, radio, prensa); tenemos una persona encargada de los enlaces que monitorea todo lo que sucede en una tragedia; él es el primer contacto y hace las llamadas a los mandos superiores (comandante y subcomandante). De ahí, la información baja a los jefes de grupo, que tienen a su cargo a "x" número de personas y alertan a los demás compañeros.

La mesa directiva o las cabezas de grupo se reúnen para tomar decisiones, valorar la situación y ver si es factible la salida, si se va a necesitar nuestro auxilio o si puede ser atendida por la autoridad local y no rebasa sus capacidades. Si esto no sucede, tenemos la autoridad de salir y se convoca al grupo general.

Hay quienes pueden hacerlo en el momento y quienes no. Comenzamos a organizar la partida, contactamos a líneas aéreas o de autobuses dependiendo el lugar, hablamos con las autoridades para recibir la información fresca y que nos proporcionen el reporte de la situación.

M: Y una vez llegando al lugar, ¿qué pasa? T: Contactamos al coordinador, ya sea local, federal o militar. Lo importante es que sepan de nuestra llegada, que podemos apoyar, informamos sobre nuestras habilidades, la situación en la que estamos y también enterarnos por qué momento están pasando ellos. Como impera el caos, llegamos a organizar: hacemos una exploración de la zona y sin transgredir los mandos extraemos los cadáveres, a veces de manera independiente o con la colaboración de las autoridades. Después de eso civiles, el ejército y la ONU organizan todo el rescate.

M: ¿Qué objetos llevan en sus maletas?T: Artículos personales y equipo básico como gogles, casco, cubrebocas, guantes, coderas, rodilleras y herramientas, entre ellas picos, palas, cuerdas para rappel y perros que son básicos para nosotros, pero en este último viaje a Indonesia no pudimos llevarlos por motivos religiosos.

Siempre respetamos las creencias y costumbres de cada país, nosotros vamos a apoyar, no a transgredir, y si las personas nos prohíben la entrada a un lugar, evitamos conflictos y seguimos el procedimiento en otra parte.

M: ¿Qué pasó por su mente al estar en medio de la gente y a su vez de los cadáveres? T: Ver la magnitud del desastre, sin duda superó todo lo que habíamos visto, nos pasaron muchas cosas por la cabeza. Miedo, que es bueno tenerlo porque así nos ayuda a prevenir otras tragedias. En el corazón sientes la pena, el luto, vamos con el objetivo de llegar con tranquilidad para ver cómo vamos a ayudar. Esos cadáveres deben ser enterrados de cierta manera, identificados y recuperados por sus familiares.

M: ¿Qué hacen cuando están en medio de los escombros y hay una réplica del terremoto?T: Hacemos una evaluación previa, determinamos los lugares más resistentes de la estructura, preparamos los espacios de protección y si hay un movimiento, nos colocamos en posición fetal en los lugares más resistentes y esperamos a que pase, ya que muchas veces no puedes salir por el riesgo de caída de materiales que puedan golpearte. Por ello nos protegemos dentro del inmueble.

M: Para ustedes, ¿qué es la vida?T: Es lo más preciado y lo que nos ha movido a iniciar esta labor, la admiramos. Le tomas mayor cariño y aprecias a tu vida cuando ves los desastres, las víctimas. Valoras lo que tienes y lo cuidas, las cuestiones sentimentales las vives al máximo, aprecias la naturaleza, a tu familia, amigos, porque en un momento puedes perderlos, sólo se vive una vez. Un ejemplo muy claro es que en Banda Aceh había tanto sol que el desgaste físico era impresionante y en la zona de trabajo teníamos tres botellas de agua de litro y medio para ocho personas, bebíamos hasta la ultima gota. Muchas veces la gente tiene una botella de agua a la mitad y la tira: aprendes a valorar todo eso, nuestros desayunos eran una lata de atún, una taza con suplemento alimenticio y galletas, nos comíamos todo. Nuestra función como grupo siempre ha sido crecer y que la gente tenga conocimientos para afrontar los desastres.

M: Su vida está llena de anécdotas, ¿pueden contarnos alguna?Antonio: Estábamos haciendo exploraciones pero con tantos cadáveres y escombros nos confundíamos porque el lugar se tornaba café y no sabíamos si era madera, pedazos de metal o cuerpos. Me dieron ganas de orinar y por más cuidado que tuve para no hacerlo sobre un cadáver —por respeto— de pronto noté que a mi lado había un muerto que parecía verme y las ganas se me fueron. En las noches, como terapia sicológica, todos hablábamos durante cinco minutos sobre lo que habíamos visto. Algunos lloraron, otros ríeron, pero afortunadamente ninguno despertó a mitad de la noche asustado por una pesadilla, algo muy común entre los demás escuadrones de rescate de otros países. Un objetivo del grupo es que nos vamos bien y tenemos que regresar bien.

M: ¿Qué hay para los Topos después de Indonesia?T: Reclutaremos gente y nos prepararemos más; hemos pensado en realizar una convocatoria en universidades para que la gente interesada se inscriba y sea capacitada, buscaremos patrocinios, algo sólido para solventar las necesidades del viaje y seguir realizando esta actividad.

También reestructuraremos el grupo con gente más operativa, de manera más participativa. El año pasado pudimos ir a Perú a un curso de rescate en derrumbes para ayudarles a perfeccionar la técnica. Cada día lo personalizamos más, estamos concientes de que hay cosas que no podemos hacer como el rescate acuático: tenemos la técnica pero no el equipo; estamos en el proceso de abastecimiento, reconocimiento y enseñanza para todos.

Intervenciones más importantes

Huracanes Paulina Acapulco octubre 1997

Terremotos México DF septiembre 1985Taiwán, Japón 1999

Incendios Incendio San Juanico II (PEMEX) noviembre 1996

Accidentes Ataques terroristas contra el WTC Nueva York, septiembre 2001

Inundación Deslave cerro del Chiquihuite agosto 1987

Por un lado es reconfortante saber que un grupo de mexicanos, paisanos, son embajadores de nuestra calidad como seres humanos en las situaciones más difíciles alrededor del mundo; por otro es humillante saber que les quitan sus empleos por ausentarse días en los cuales están salvando vidas.

El crédito se lo lleva el gobierno que para darles un poco de apoyo recurre a la burocracia del trámite. Tal vez sea hora de fomentar una cultura de prevención y ayuda en desastres en éste: un pedazo de tierra expuesto a sufrir toda cantidad de catástrofes.

¿Sabías qué?

Solamente los escuadrones norteamericanos y los Topos entraron al  WTC en Nueva York después de los ataques terroristas de 2001.

Otras organizaciones

AmeriCares Ayuda humanitaria a víctimas de desastres alrededor del mundo sin tener en cuenta su raza, religión o afiliación política.www.americares.org

Malteser-HielfdienstParticipó de 1966 a 1970 en la guerra de Vietnam al mantener en el frente de batalla un equipo de 45 médicos, varios de ellos murieron en campos de reclusión.www.orderofmalta.org

Cascos BlancosEstablecen vínculos entre las instancias nacionales, regionales y las Naciones Unidas en casos de desastre para beneficio de los países que sufren.www.cascosblancos.org.ar

Organización Panamericana de la Salud (OPS)Organismo especializado en salud dentro del Sistema Interamericano, dedicado a mejorar la salud y las condiciones de vida de los pueblos de América. Forma parte de la ONU y actúa como Oficina regional de la Organización Mundial de la Salud.www.paho.org

Si quieres ser "Topo" o recibir alguno de sus cursos en primeros auxilios, prevención y combate de incendios, protección civil, salvamento y rescate, cabuyería y rappel comunícate con ellos:Av. Exploradores Mza. 1 Módulo 6 depto. A, sección U.H. Ejército de Oriente, México D.F., C.P. 09230Teléfonos: 8596 9023 y 5744 3011e-mail: rescate_topos@hotmail.comwww.rescatetoposmexico.org

[MAX/mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×