Porristas NBA, la sensualidad del deporte ráfaga

Sensuales y largas piernas, bellezas que tienen la pericia de realizar sensuales movimientos, cuerpos perfectos, no sólo eso se necesita para ser porrista NBA, también el talento y la educación...
Ciudad de México -
  • Las sesiones de elección para ser porrista requieren horas de práctica y sacrificios 
  • Se eligen entre 14 y 16 bellezas entre cientos de aspirantes a porristas NBA

Sensuales y largas piernas, bellezas que tienen la pericia de realizar sensuales movimientos, cuerpos perfectos, no sólo eso se necesita para ser porrista NBA, también el talento y la educación van de la mano para ser elegida una animadora deportiva profesional en la mejor liga de básquetbol en el mundo. Camile, Lizzi, Tracy, Nicole, Leah y Alyssa fueron elegidas entre cientos de aspirantes, que anhelaban un lugar como animadoras de los Minnesota Timberwolves para la temporada 2013-2014. Las exigentes sesiones de elección requieren horas de práctica y múltiples sacrificios, además, ser profesionista es indispensable; la NBA busca las mejores candidatas que cumplan los requisitos para ser una de las bellezas que desfilan por cada una de las duelas de la liga. Rigurosas dietas, extenuantes entrenamientos e innumerables ensayos, son sólo parte del proceso para ser una belleza del basquetbol. Son en síntesis, la sensualidad del deporte ráfaga. "Toma mucho tiempo, cuesta práctica y dedicación ser una porrista NBA. Ensayamos dos veces a la semana, tres horas en cada sesión. También tenemos visitas de entrenadores una vez a la semana, también tenemos sesiones en la Arena, tenemos que estar preparadas y listas para cada partido", dijo Lizzi. "Primero necesitas mucho tiempo, algunas veces sacrificas tiempo para otras cosas , algunas veces la familia, otras veces propuestas de trabajo o la escuela, pero es definitivamente lo que queremos. Todas nos sentimos muy bien, somos un equipo honesto, (estamos felices) de haber escogido a un conjunto como los Timberwolves", agregó Tracy. Es la primera vez que las cinco chicas visitan la Ciudad de México; a pesar que han visto poco de la Ciudad, están satisfechas con el trato recibido y sobre todo con un detalle: la comida mexicana. "Lo que he visto (de la ciudad) es lindo, me encanta , la gente es increíble es una increíble ciudad. La comida es deliciosa, no podemos comerla siempre, pero sabemos que es deliciosa", explicó Lizzi El ser elegida porrista de un equipo NBA también trae recompensas; las chicas realizan giras promociónales alrededor del mundo, además gozan de un buen sueldo y ciertas facilidades para desarrollarse profesionalmente.  "Algunas de las gratificaciones que tiene el ser una porrista es poder presentarte ante una gran multitud, es una gran experiencia. Esta es mi primera temporada como porrista y cada día es una nueva experiencia", expresó Camile. Ser parte del staff de un equipo requiere conocimientos de su área de trabajo; las porristas dominan a fondo el equipo e incluso son fans de los jugadores que vuelan por las duelas NBA. "Mi jugador favorito es Ricky Rubio, amo su energía y lo que da al equipo hasta ahora. Es divertido verlo jugar", concluyó Leah. 

No te pierdas