El Tricolor que fue tachando nombres

Ángel Di María estuvo desde el debut de Argentina a pesar de que horas antes había fallecido su abuela, y Chile tuvo a su portero estelar, Claudio Bravo, aun cuando su hija recién nacida.
 Tras la eliminación, Osorio aceptó que cometió errores de alineación.  (Foto: Getty, Getty)
  • Varias bajas mexicanas contrastaron con el ‘hambre’ en otras Selecciones
San José, California -

James Rodríguez dijo que incluso jugaría cojo con la Selección de Colombia, luego de lesionarse el hombro en el segundo partido de la Copa América Centenario.

Ángel Di María estuvo desde el debut de Argentina a pesar de que horas antes había fallecido su abuela, y Chile tuvo a su portero estelar, Claudio Bravo, aun cuando su hija recién nacida tuvo problemas de salud que le impidieron jugar el último partido de preparación contra México.

Sin embargo, desde la convocatoria el Tricolor comenzó a tachar nombres. Desde la negativa de Giovani dos Santos, pasando por la aclaración de Carlos Vela de no haber vivido una buena temporada para no dar pie al llamado, hasta el consenso con Jonathan dos Santos por no acudir pues tampoco se sentía en su mejor momento.

Mientras el Tri se preparaba, los tres se reunieron para pasar juntos parte de sus vacaciones (una pausa en la MLS en el caso de Giovani) y a ello se le sumó al Tri lesionados en posiciones clave para que el cuadro el día del debacle ante Chile fuera una versión diluida.

Jürgen Damm no estuvo ya para el primer partido de Fase de Grupos y Javier Aquino se lesionó contra Venezuela, por lo que ante Chile la Selección solo contó con Hirving Lozano y Tecatito Corona como los hombres del desequilibrio, sin que en la banca hubiera algún revulsivo como alternativa.

A pesar de ello, en el plantel nacional descartaron que aún si hubieran estado todos podría pensarse en un escenario distinto a la derrota histórica de 7-0, para la que además contribuyó la displicencia de jugadores y errores de alineación.

“El hubiera no existe, uno no piensa en eso, para como estuvimos no creo que hubiera cambiado nada, no sé qué hubiera pasado y no lo quiero pensar. Nos ha tocado de esta manera”, lamentó Héctor Moreno.

Para colmo de males, Rafael Márquez se perdió dos entrenamientos clave en la preparación contra Chile porque viajó de imprevisto a Guadalajara el miércoles pasado por el nacimiento de su hijo.

Aunque volvió el viernes, no fue ni titular y tampoco entró como suplente, cuando el entrenador Juan Carlos Osorio prefirió darle juego a Jesús Dueñas y Diego Reyes en la posición que había ocupado el capitán de una Selección que no pudo presumir lo que en Colombia, Argentina o Chile, por ejemplo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×