A 18 años del último portero extranjero en Rayados

A 18 años del último portero extranjero en Rayados
 Ruben Ruiz Díaz fue el último foráneo  (Foto: Mexsport)
  • Rubén Ruiz Díaz fue el último guardameta no nacido en México que defendió la portería albiazul
  • Durante casi tres lustros, Trini Caballero se encargó de formar a Lugo, Dautt, Ortiz, Ibarra y a Orozco
Monterrey, Nuevo León -

Hace 18 años que el último portero extranjero salió de Rayados y a partir de entonces, en el club albiazul inició la tradición de formar a sus propios porteros y cuando llegaron otros guardametas de fuera, también eran mexicanos. Hoy esta tendencia que está a punto de terminar.

Rubén Ruiz Días, recordado por la afición del Monterrey como la Bomba, fue el último guardián de la puerta de la Pandilla que llegó del extranjero, cuando apenas contaba con 22 años y después de haber participado con la Selección de Paraguay en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

El guaraní estuvo por siete años defendiendo la portería albiazul, en los que alcanzó un estatus de ídolo entre los seguidores de Rayados, pues aunque no pudo conquistar el título al perder la Final contra de Atlante en la temporada 92-93, se mantuvo invicto en los Clásicos Regios durante esos siete años, donde tuvo atajadas fenomenales y detuvo penales. Antes de la Bomba, solo hubo tres arqueros extranjeros en el club rayado: Jorge Antonio Phoyo, Sergio Bratti y Adolfo Moriconi.

Tras la salida del paraguayo, el Monterrey comenzó a trabajar en sus fuerzas básicas para producir sus propios porteros bajo la batuta de Trini Caballero, quien fuera arquero de Rayados en la década de los setentas y ahora encargado de instruir a los jóvenes de las divisiones inferiores.

Así fue como se le confió la titularidad al canterano Oscar Dautt en 1998 y al año siguiente apareció otro juvenil portero, Omar Ortiz y fue en el Invierno del 99 que llegó comprado Ricardo Martínez, quien alternó con el Gato la titularidad en la portería de la Pandilla.

Para el 2002 llegó el turno de Juan de Dios Ibarra, otro elemento formado por Trini y junto con Ortiz y Martínez, estuvieron rotándose el puesto, pero en la Liguilla del Clausura 2003, la apuesta de Daniel Passarella fue por el experimentado y no falló, después de 17 años Rayados volvía a ser campeón de Liga, apenas su segunda conquista en su historia.

Hasta el 2004 el Monterrey tuvo que pagar para traer a Christian Martínez, pero un año después Jonathan Orozco recibió la oportunidad de debutar y poco a poco se fue haciendo de un lugar, aguantando las críticas por los errores en sus primeros años, hasta convertirse en el portero más ganador y con más regularidad en la historia del club, al conquistar dos Ligas y tres Concachampions.

A pesar de que otros dos jóvenes se encuentran a la espera y que tanto Luis Cárdenas como Edson Reséndez ya debutaron y mostraron buenas cualidades, la directiva se encuentra a la búsqueda y en negociaciones por un portero extranjero, que pondrá fin a la regularidad de los canteranos bajo los tres palos y a 18 años sin un foráneo en esa posición.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×