Tricolor al desnudo

Tricolor al desnudo
Ciudad de México -

Hasta cierto punto puedo llegar a entender la humillación que sintieron los brasileños en su Mundial al caer con Alemania por 7-1, en su casa y en su fiesta. Esa noche muchos brasileños jamás la olvidarán.

El sábado en San Francisco, California el equipo de Pizzi vino a desnudar lo que en realidad vive una generación de futbolistas que ha hecho y deshecho a su antojo: mover técnicos, directivos, entrenamientos, viajes, convocados, fiestas, premios, desaires, berrinches y lo que a usted se le ocurra.

Una generación de futbolistas que en los partidos de eliminación directa no ha sido capaz de ganar un partido importante, una generación de futbolistas que prefiere ir al bautizo del hijo de un futbolista que jugar una semifinal, la generación de futbolistas que prefiere pasearse en los clubes de playa más importantes de la costa del Mediterráneo que jugar un torneo continental, la generación de futbolistas que le gusta que le vayan a rogar para que venga a jugar, la generación de futbolistas que le gusta más la NBA, la generación de futbolistas que vetan a la prensa, la generación de futbolistas que anteponen sus intereses a los del grupo, la generación de futbolistas que cuando los exhiben, mandan a los más jóvenes a leer una carta, la generación de futbolistas que no ha ganado absolutamente nada.

Juan Carlos Osorio llevará clavada esta derrota, en su currícula siempre se hablará del 7-0, pero la culpa no es de él, es de quien lo puso y como ya se ha expresado en este espacio, él llegó por rebote a la Selección sin que se realizara un análisis de cómo jugaba y de su metodología y si se hizo ahora se tendrán que atener a las consecuencias como hoy lo hizo Guillermo Cantú, que juega el papel de alfil de Decio de María Serrano, que en conferencia de prensa leyó una disculpa, para después ponerse solito la soga al cuello al respaldar a Osorio, argumentando que él está a favor de las rotaciones y del sistema del entrenador nacional. Que una vez más pondrán disciplina en el seleccionado y que ahora sí y por fin habrá continuidad en la dirección técnica, que es momento de que toda la familia de futbol esté convencida del proyecto, que en caso de no estarlo, no serán bienvenidos.

Pues otra vez con la misma cantaleta, ahora a esperar que se cumpla, que siendo sincero, no creo que pase mientras en este país no se trabaje a largo plazo con objetivos deportivos, por encima de los comerciales.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas