Por si quieres el Ferrari del Tuca

Como los antojos no avisan, en una noche de sábado bajó por unos tacos, pero antes de comerlos sufriría una indigestión. Casual, Ricardo tomó su Ferrari rojo...

Como los antojos no avisan, en una noche de sábado bajó por unos tacos, pero antes de comerlos sufriría una indigestión. Casual, Ricardo tomó su Ferrari rojo modelo Italia 2015, y en la Vasconcelos, la avenida “nice” del municipio más rico de Nuevo León, se detuvo un momento para ordenar su cena. Un imprudente conductor lo chocó al meter reversa y el Tuca, un hombre con un volcán de temperamento, tuvo una feroz erupción.

Una Grand Cherokee negra conducida por un adulto mayor que intentaba estacionarse se hizo muy p’atrás y quedó ligeramente encima del auto del brasileño naturalizado mexicano, ocasionándole algunos raspones con ligeras hendiduras.

El técnico de Tigres no pensó que deambular en su coche de lujo, que cuesta casi 3 millones, de pesos le ocasionaría un coraje mayor a los que hace cada día. A pesar de que él vive a unas cuantas cuadras, la elección de ir sobre su auto favorito le ocasionaría severos dolores de cabeza.

¿Por qué hizo ahora tanto coraje? Estimado fan, vamos a analizar qué le pudo “doler” más, si la pintura de su coche o su descarapelado amor por lo material. Esto, por si algún día tienes el interés de poseer en tu cochera o cajón de estacionamiento un “patas de hule” como este.

PODER SOBRE RUEDAS

El Ferrari 458 Italia es un auto de línea que tiene un precio de 2 millones 940 mil pesos y cuyo mantenimiento cuesta a los propietarios un promedio de 72 mil pesos anuales (sin contar reparaciones medianas) aparte del seguro de casi 50 mil. La depreciación anual promedio (según su uso) es de unos 120 mil pesos. Cambiarle una llanta cuesta más de ocho mil pesos.

Este modelo siguió al Ferrari F430, y al F360 Modena y es la primera vez que Luca di Montezemolo, presidente de Ferrari, eligió el “naming” o apellido comercial de Italia, en honor al país sede de la marca, que antes sólo utilizaba ciudades italianas o nombres históricos.

El 458 significa la unión de sus 4.5 cilindros con el V8, modelo de su motor. Su potencia alcanza los 570 Caballos de Vapor, o sea 60 más que el Ferrari F430 Scuderia. Su transmisión es semiautomática con siete velocidades.

Su par motor es de 540 Nm (potencia sobre metros) a 6.000 rpm (revoluciones por minuto), pero a partir de las 3.250 rpm se alcanza el 80% del par máximo, lo que le da una respuesta muy amplia en su zona de trabajo, todo ello en un motor atmosférico (por si alguien lo dudaba) que echando cuentas nos da 127 CV por litro.

El atractivo mensaje publicitario de Ferrari es claro: se trata de hacer del 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 325 km/h.

UN ‘PEQUEÑO LUJO’

Para quien no viva en el municipio de San Pedro Garza, el más adinerado de México, tal vez no sepa que lo más común es salir a pasear con los cuates por los alrededores sobre naves aerodinámicas. Así que el Tuca sin duda está “in” en este tenor.

Ferretti posee además otros dos autos muy conocidos por toda la comunidad “regiofutbolera”, dos Mercedes Benz grises (uno de ellos pertenece a su hija), y cuando comenzó a aparecer en público a bordo de su Ferrari se especuló que pudo ser un “regalo” o prestación de la Federación Mexicana de Futbol por dirigir de manera emergente al Tri, pero un integrante de la directiva felina asegura que el bólido fue comprado enteramente por el técnico.

Según ajustadores de seguros consultados, los raspones del coche del Tuca pueden ser reparados bajo monto de unos 15 a 20 mil pesos, algo que no representaría un problema para quien cobra 1.2 millones de dólares anuales, pero generalmente la afectación de las personas a sus autos en estos percances es el apego sentimental sobre sus cosas.

El estratega ya se debió disculpar públicamente, presionado por su club, ya que su nombre de figura institucional también es vehículo de la marca Tigres.

Apreciado fan, si ya tienes un Ferrari o algún día esperas tenerlo, ten en cuenta estas cifras, para que no pierdas la cabeza o algo más en el intento.

Recuerda que en este mundo terrenal, todo puede sumar o restar y tú eliges la cuenta.

Fuente: Ferrari México

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas