Messi y Phelps, uno se va y otro regresa

El deporte nos ha enseñado las dos caras de la moneda de dos grandes ídolos.
Ciudad de México -

Saludos Enchilados amigos de Mediotiempo. Tan solo en esta semana que termina, el deporte nos ha enseñado las dos caras de la moneda de dos grandes ídolos, quienes por diferentes circunstancias... uno se va y otro está de regreso.

Durante toda la semana Argentina ha llorado a su ídolo Lionel Messi olvidando con eso, su reciente fracaso (otra vez) en Copa América y de paso opacaron el triunfo chileno. Todo lo que le decían y reclamaban antes al hijo prodigo, hoy se ha vuelto una petición unánime y casi de rodillas de todos los argentinos, para que Messi no deje la selección de su país. Sin embargo, no ha bastado que le develen una estatua, que miles de aficionados hayan salido a las calles en distintas provincias para apoyarlo. Ni que en las redes sociales, el #NoTeVayasLio se convirtiera en tendencia mundial y que hasta en los señalamientos viales de Buenos Aires se implore: “No te vayas Lio”. Bueno, hasta Maradona que le ha dado con todo a Messi por su falta de liderazgo en el equipo, ahora ha salido en defensa del “10” de la albiceleste.

Yo sigo pensando que su publicista, el propio Messi o ambos, idearon la estrategia perfecta para tapar varios fracasos (aunque también deberían cargárselos a todo el equipo). Una estrategia que sirve para quitarle presión por un buen rato y valorar al jugador que muchos han criticado, pero que hoy tiene a todos, a sus pies. No cabe duda que nadie sabe lo que tiene, hasta que le dice adiós a su selección.

Del otro lado de la moneda esta Michael Phelps, el máximo medallista olímpico de toda la historia (18 oros, 2 platas y 2 bronces), quién regreso a la alberca después de dos años de retiro y le enseñó al mundo que viene por más gloria y a demostrar que sigue siendo el único rey de los Juegos Olímpicos. Y por si le faltaba un record más, llegará a su quinta presencia olímpica para convertirse en el primer nadador estadounidense de la historia en conseguirlo.

El “Tiburón” de Baltimore está de vuelta al conseguir su clasificación a Río 2016 en los 200 metros mariposa. Sin duda, será uno de los principales atractivos para ver, en unos juegos que si algo necesitan es brillo de talento atlético, para opacar el desastre que ha sido en diferentes ámbitos de su organización.

Lionel Messi y Michael Phelps son dos estrellas que hoy caminan en sentidos contrarios, en ambos casos debemos sentirnos afortunados por haberlos visto en plenitud como atletas. El adiós de Messi como seleccionado de su país está en veremos por su edad, talento y por el mundial de Rusia en puerta. Mientras que a Phelps lo veremos escribir más historias de triunfo, buscando ganar más medallas olímpicas y ratificar que el Olimpo es todo suyo.

Nos leemos el próximo viernes y recuerden: “Máscaras habrán muchas, pero Enchilada… solo una”.

Sígueme en Twitter: @mascarenchilada

Y en facebook.com/MascaraEnchilada/

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas