Fans sí leen, pero tienen pocas opciones: Murrieta

México ocupa el segundo lugar en América Latina, porque el promedio es de 5.3 libros leídos al año.

Apreciado fan, tal vez estés harto de que los académicos o ‘muy letrados’ digan que eres un ignorante si te encanta el ‘pambol’ y no te gusta leer. Estoy de acuerdo contigo de que ‘ya chole’ y lo mismo piensa Heriberto Murrieta, quien acaba de publicar su libro 21.

“El lector no tiene opciones para leer algo con calidad. Hay una producción literaria muy pobre en cuanto a deporte en México, casi no hay libros o publicaciones de cuentos, historia, crónicas ni fotográficos sobre deporte”, comenta Beto, quien acaba de escribir “La década inolvidable” dedicado a rememorar escenas del balompié azteca de los años 70.

En información de la Encuesta Nacional de Lectura 2015 (estudio anual realizado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes) México ocupa el segundo lugar en América Latina, porque el promedio es de 5.3 libros leídos al año, de los cuales 3.5 son leídos por gusto y 1.8% por necesidades escolares o laborales.

Fan Datos de CID Consultoría aporta que la producción editorial en México en el año pasado fue de 97.1 millones de ejemplares, de los que solo el 7.1% de estos corresponde a temas deportivos.

“Ni siquiera llegamos a la buena o a la mala calidad, pues nos quedamos en la inexistencia de producción literaria deportiva, entonces hay muy poco de dónde escoger”, dice el comentarista, quien ha escrito libros sobre su expertise en temas taurinos, de figuras de la cultura popular mexicana y de futbol.

“El deporte no es solo lo que ocurre en una cancha sino que hay historias alrededor, de una complejidad humana, de superación, un mundo fascinante que está muy poco explorado en nuestro país”.

EDITA SUS PROPIOS LIBROS

Desde 1992 Murrieta ha escrito en promedio un libro por año. Menciona que no se cree un gran escritor pero pretende ser un buen redactor al que le gusta investigar y compartir sus resultados. Además, innova como un periodista que no solo realiza sus obras sino que también las comercializa y distribuye.

“Es un esfuerzo independiente. Lo que he hecho es conseguir patrocinadores para poder financiar la impresión, encuadernación y concepto. Las editoriales se quedan con la mayor parte de las utilidades, por eso prefiero hacerlo yo.

“Para mi último libro de ‘La década inolvidable’ compré fotografías de varios archivos, digitalicé las mismas para que se vieran de alta calidad porque todas son antiguas, de 45 años para acá, en una obra retro porque por ese tiempo me hice aficionado a este deporte gracias a mi padre que me llevaba al Estadio Azteca para ver los partidos de nuestro Atlante,
principalmente, y he querido rendir tributo a aquellos grandes personajes. Además, tiene textos de Roberto Gómez Junco, Héctor Huerta y un servidor, presentado por Juan Villoro”,

—¿Es muy caro hacer, vender y distribuir libros de calidad artesanal?

“Sí, muy caro. Realmente no ha sido un gran negocio. Si así hubiera sido, por el tiempo y dinero invertido, mis libros me hubieran dado para una mansión, ¡misma que no tengo!”, ríe.

SE PONE ONLINE
Murrieta sólo tiró 2 mil ejemplares de su nuevo libro, ya que por primera vez se abrió su venta en Internet (la edición Kindle, para leer en cualquier dispositivo móvil, a través de Amazon tiene un precio de 150 pesos).

Se trata de un volumen muy gráfico donde de las páginas saltan al lector las figuras de seres míticos como Hugo Sánchez, Evanivaldo Castro ‘Cabinho’, Leonardo Cuéllar, el arquerazo Miguel Marín, el ‘Kalimán’ Guzmán, Enrique Borja, Carlos Reinoso, entre muchos otros, cuyas andanzas y hazañas deportivas eran narradas por el emblemático cronista de la voz metálica Ángel Fernández.

“Todas las fotos son inéditas, lo que le da un plus de originalidad. Entrar a Internet es una necesidad más que una moda porque me informan es el mejor conducto para vender libros digitales.

“Es un libro que trae grandes recuerdos a quienes vivimos esa época y que permitirá conocerla a los nuevos fans con estas imágenes que les parecerán viejas pero que tienen una enorme valía periodística y futbolística”.

—¿Se aproxima el fin de los libros impresos?

“Espero que no. El libro objeto es muy preciado pero también hay gente que prefiere los digitales. Estamos en un momento en que ambas preferencias pueden convivir a favor de llegar a un mayor número de lectores”.

Por último, Beto recomienda a los fans que procuren leer para conocer más de historia de su deporte favorito, como este libro en el que ofrece el recuento de una era con más amor a la camiseta, con menos marcas comerciales en el uniforme pero más arraigo a los colores. Con jugadores con medias caídas, árbitros obesos y pastos crecidos y lodosos, pero con un espectáculo más familiar.

“Hay poca memoria y gente que piensa que el futbol empezó ayer y es sólo Giovani Dos Santos y Chicharito. Y no, ¡hay grandísimos y talentosos personajes en la última etapa romántica del futbol mexicano!

“Había porras y no barras, no teníamos cosas alejadas de nuestra idiosincrasia en nuestro deporte”, agrega.

¿Y tú qué piensas de lo que dice? Conversemos. Recuerda que en este mundo terrenal, todo puede sumar o restar y tú eliges la cuenta.

Fuentes: Fan Datos, Cámara nacional de la Industria Editorial Mexicana, Reporte 2015 de la Industria Editorial de Latinoamérica, Encuesta Nacional de Lectura y Escritura 2015 (Conaculta).

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas