Ponchito González vive un sueño; Pollo Briseño, una pesadilla

Las carreras de Alfonso González y Antonio Briseño, ambos forjados en Atlas, han tomado rumbos diametralmente opuestos en los últimos dos años.
González y Briseño mantienen una gran amistad.
 González y Briseño mantienen una gran amistad.  (Foto: MexSport, Mexsport)
  • El primero jugará con Rayados a partir del Apertura 2016 y asistirá a JJOO
  • Briseño, por su parte, jugará en la División de Ascenso y no irá a Río 2016
Los Ángeles, California -

Las carreras de Alfonso González y Antonio Briseño, ambos forjados en Atlas, han tomado rumbos diametralmente opuestos en los últimos dos años.

Todo comenzó en el Draft de 2014, cuando Tigres adquirió a ambos futbolistas. El Pollo Briseño, quien tenía poca participación con los Zorros, no dudó en ponerse a las órdenes del Tuca Ferretti, más allá de que el técnico brasileño se caracteriza por dar pocas oportunidades a los jóvenes.

Ponchito González, por su parte, optó por quedarse en Atlas, pues sabía que en el conjunto norteño jugaría poco. Esta decisión le permitió afianzarse con los Rojinegros, donde acumuló 59 partidos de Liga; mientras que el Pollo apenas vio acción en 26 duelos con los felinos.

Dos años después de aquel Draft, Ponchito vive un sueño pues acaba ser adquirido por Rayados de Monterrey, Subcampeón del Clausura 2016, y elegido por Raúl Gutiérrez para asistir a los Juegos Olímpicos; mientras que el Pollo pareciera que vive una pesadilla, ya que no solo fue prestado al FC Juárez, de la División de Ascenso, sino que ayer jueves fue ‘cortado’ de la lista de jugadores que participarán en Río 2016.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×