Tras empate, Tigres fue abucheado por su afición

Tras empate, Tigres fue abucheado por su afición
Tigres no hizo gol, empató a cero con Atlas y la afición abucheó.
 Tigres no hizo gol, empató a cero con Atlas y la afición abucheó.  (Foto: Foto: Mexsport)
  • La dupla Gignac-Sosa no apareció en el encuentro, debido al buen desempeño defensivo de Atlas
Estadio Universitario, San Nicolás de los Garza -

En la presentación de Tigres en casa en contra del Atlas, el espectáculo brilló por su ausencia en la cancha, donde el francés André-Pierre Gignac desapareció la mayor parte del tiempo y la dupla del ‘10’ felino e Ismael Sosa, se vio opacada por el buen desempeño en la defensa por parte de los tapatíos.

El implacable calor veraniego de la Sultana del Norte y el ritmo semilento en que se desarrolló la mayor parte del encuentro, apagó en parte el ánimo de los seguidores en la tribuna del Volcán, en donde a diferencia de otros partidos, ahora solo los cánticos de los Libres y Lokos eran los que se escuchaban durante el transcurso del juego.

Incluso, al finalizar la primera parte del encuentro, se escuchó un ligero abucheo de parte del público, aunque la mayoría prefirió esperar a ver los segundos 45 minutos para emitir su veredicto del juego, el cual no fue muy distinto en el complemento.

Solo algunas llegadas de peligro de parte de Damián Álvarez y disparos de media distancia de Ismael Sosa y André-Pierre Gignac, levantaron de sus asientos a los seguidores universitarios, quienes se quedaron con el grito de gol atorado en la garganta y por el contrario, sufrieron con los arribos rojinegros al área de los felinos.

La emoción en la recta final del encuentro se dio con una chilena de Luis Quiñones que el guardameta Ustari desvió espectacularmente a una mano para evitar el gol de Tigres. El típico grito de “¡Puto!” en cada saque de meta del guardameta tomó fuerza conforme se acercaba el final del encuentro, pues Ustari trataba de consumir la mayor cantidad de segundos posibles en cada despeje, dejando ver que Atlas se daba por bien servido con la igualada.

Los abucheos arreciaron cuando Jesús Dueñas vio el cartón rojo tras una fuerte entrada en la agonía del encuentro, por lo que dejó en inferioridad numérica a los universitarios en el tiempo de compensación y el desapruebo general vino con el silbatazo final, en donde el “buuuu” se escuchó con fuerza, pues tras dos fechas disputadas el plantel más costoso de la Liga sigue sin conocer el triunfo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×