El lado oscuro del Estadio de Rayados

El lado oscuro del Estadio de Rayados
A un año de su apertura, el estadio rayado guarda un secreto.
 A un año de su apertura, el estadio rayado guarda un secreto.  (Foto: Foto: MT)
  • Vecinos del Gigante de Acero sufren en cada lluvia por el agua que se acumula tras la construcción del estadio
Guadalupe, Nuevo León -

El nuevo estadio de Rayados tiene su lado oscuro y es que a un año de su apertura, su construcción sigue representado una problemática para algunas personas, específicamente para un grupo de vecinos del inmueble de la colonia La Quinta, junto al Gigante de Acero.

Los inconvenientes comenzaron a surgir luego de que se removió la tierra para la edificación de la casa albiazul, Rayados obtuvo el permiso momentáneo para vaciarla en un terreño aledaño (en donde se ubicaba el viejo autocinema) que serviría de estacionamiento.

El club jamás recogió la tierra y ésta al ser aplanada aumentó el nivel del piso, pero no alcanzando a rellenar todas las áreas, originando así un canal entre la barda que delimita el terreno con la colonia, de tal manera que los habitantes sufren con la corriente de agua que pasa por esa formación cada vez que hay lluvias.

“Hicieron movimientos de tierra que dejaron un pequeño canal en la barda que está detrás de mí, ese pequeño canal cuando llueve en grandes cantidades se acumula el agua de lado de la barda y empieza a filtrarse poco a poco hacia acá. De hecho ha estado afectando a las principales casas de esa calle que es la calle número Siete de la colonia La Quinta, porque está deteriorando la estructura de las casas-habitación”, señala Francisco González González, vecino del sector.

El agua estancada a lo largo de toda la barda, busca una salida y la encuentra en los domicilios que se encuentran en la calle siete, por lo que las estructuras de las dos primeras casas que se encuentran pegadas a esa barda, ya han comenzado a sufrir daños.

A pesar de que lo han hecho de conocimiento a las autoridades y a que funcionarios han acudido para atender sus quejas, después de un año de haber inaugurado el Estadio de Rayados no se le ha dado una solución definitiva al problema y cada vez que llueve, estos vecinos siguen sufriendo con el agua que corre frente a sus domicilios y también dentro de ellos en el caso de las dos primeras casas junto a la barda.

“Lo hemos denunciado ante el municipio de Guadalupe, de hecho estuvieron aquí presentes funcionarios públicos, estuvo el Secretario de Ayuntamiento, estuvo también el Secretario de Seguridad, el Secretario de Obras Públicas y también de Protección Civil, dijeron que iban a entrevistarse con el dueño del terreno y que el dueño del terreno hablará con la constructora para que hiciera las modificaciones necesarias para evitar este tipo de fuga de agua".

“Las promesas han sido promesas solamente, no hemos tenido una respuesta efectiva que nos pueda quitar este problema de la colonia”, apuntó Francisco González.

El lado oscuro del Estadio Rayado

Es así que estos vecinos, además de lidiar con las personas que se estacionan frente a sus domicilios y franeleros que abundan los días los días en que el Monterrey juega de local, tienen que sufrir por daños que tienen sus viviendas cada vez que hay precipitaciones en la ciudad.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×