Imprevistos, apagón y ratas, la historia del estadio Rayado a un año

Imprevistos, apagón y ratas, la historia del estadio Rayado a un año
El estadio de Rayados cumplió su primer año de vida.
 El estadio de Rayados cumplió su primer año de vida.  (Foto: Mexsport)
  • El 2 de agosto del 2015, el nuevo estadio del Monterrey abrió sus puertas
Monterrey, Nuevo León -

Casi siete años tardó en concretarse el sueño, pero finalmente tras pleitos, litigios, golpeteos políticos e imprevistos, el 2 de agosto del 2015 el nuevo estadio de Rayados abrió sus puertas al equipo y a su afición, para el duelo inaugural Monterrey vs. Benfica.

Un día antes, Enrique Peña Nieto, Presidente de México, develó la placa conmemorativa y tras 70 años, por fin los Rayados podían presumir de tener su propio hogar. El equipo, la afición y la ciudad, requerían del mejor y más moderno estadio de América Latina y así se hizo con una inversión de 200 millones de dólares.

"Estamos muy contentos porque la afición nos ha dado su voto de confianza permanentemente, estamos orgullosos de los premios que hemos obtenido, fuimos galardonados como el Mejor Estadio del mundo de los 15 que se abrieron en el pasado año y segundo lugar en otra categoría; fuimos también el primer lugar en cuestiones relacionadas con las suites a nivel mundial”, comentó a Mediotiempo, Tonatiuh Mejía, vicepresidente admnistrativo de Rayados.

Engalanado para recibir a las leyendas que han forjado la historia del Club de Futbol Monterrey, el Gigante de Acero albergó a 51 mil almas que fueron testigos del primer partido sobre la cancha del inmueble, del primer gol a cargo de un joven desconocido de nombre César Montes y del primer triunfo de la Pandilla 3-0 sobre el Benfica.

El camino fue largo, sinuoso, lleno de obstáculos y se presentaron imprevistos como la precipitación que se registró en Nuevo León en el 2015, lo que retrasó la obra e impidió probar adecuadamente todos los sistemas.

"Esos 87 días que perdimos (por la lluvia), al final se tradujeron en que no probamos muchos de los sistemas, muchas de las cosas. El sonido sí lo probamos, la luz sí la probamos, pero no tuvimos el tiempo para calibrar ciertos picos en algunas cosas y sucedió por eso (apagón en juego con Santos)", afirmó Mejía.

También las situaciones difíciles han puesto a prueba a la directiva, como el conato de violencia previo al Clásico 106 entre integrantes de ambas barras, así como la agresión a Alejandro Rodríguez, presidente de Tigres, los rumores acerca de una plaga de ratas en el interior; además, el fallecimiento de un aficionado en el interior del inmueble.

"Hemos tenido alguno conatos de bronca, afortunadamente no ha pasado a mayores e incluso aquella referencia a la que haces (agresión a directiva de Tigres), es una situación por la falta de experiencia que en su momento teníamos al no tener la suficiente escolta y la suficiente coordinación con las autoridades".

"No fue plaga (de ratas), es cierto que hubo una foto pero yo nunca he visto en miles de recorridos que he hecho, nunca he visto una rata, pero vi la foto y es un hecho que hubo, no era una plaga y la hipótesis que tenemos es que hubo un mal manejo de la basura, pero tenemos una póliza de fumigación y no pasó a mayores", indicó Tonatiuh, quien además tuvo que pedir turbinas para combatir el intenso calor en el Gigante de Acero que recién funcionaron.

Y claro, no se puede dejar de mencionar el famoso "Puente Bailarín", que tardó más de medio año en poder utilizarse, luego de que en la apertura hubiera quejas de que éste se movía a tal grado de crear pánico en los peatones; se tuvo que fortalecer para volver a ser transitado.

El estadio Rayado a un año de su apertura

Hace apenas dos meses, este coloso estuvo a punto de cubrirse de gloria con un campeonato de Liga, pero Pachuca arruinó la fiesta.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×