Chivas y Pulido y el superclásico hicieron olvidar los Juegos Olímpicos

Con esto de los Juegos Olímpicos, el inicio del Apertura 2016 ha sido poco atractivo para el público, aunque justo una semana después de que éstos terminaran la liga nos preparó el clásico nacional.
Ciudad de México -

Con esto de los Juegos Olímpicos, el inicio del Apertura 2016 ha sido poco atractivo para el público, aunque justo una semana después de que éstos terminaran la liga nos preparó el clásico nacional, que venía precedido de la habilitación a Rubens Sambueza y la posible contratación de Pulido a Chivas. El equipo de Guadalajara llegó a la capital en papel de víctima, con una cuota de pocos goles anotados y con menos puntos que su rival.

Pero los clásicos son partidos que te marcan, que te catapultan o te hunden, que te encumbran y así lo entendió Matías Almeyda, que lo supo transmitir a sus dirigidos.

En el otro frente, el enojo de la afición americanista solo duró dos días, después del baile que les metieron y las numerosas manifestaciones en redes sociales. El asunto no pasó de que diez pelados se congregaran fuera del club a exigir la renuncia de Ignacio Ambriz, previo a que Ricardo Peláez lo ratificara en conferencia de prensa, en la cual con los referentes de equipo el técnico de Coapa se puso la soga al cuello al comprometerse a ganar un título en el año del centenario, que de no lograrlo se iría, pudiéndose llevar consigo a quienes lo pusieron ahí.

Por esto es que les digo a mis amigos americanistas que el próximo año puede que veamos la octava reingeniería después de una celebración centenaria muy gris y sin títulos.

Pues ya llegó Alan Pulido a México a interpretar un capítulo más de su novela, y ahora será con las Chivas, que han realizado la transacción más cara de su historia al firmar a un jugador que en los últimos dos años ha tenido poca actividad y pocos goles. Sí, me dirán que viene de Europa, pero tampoco brilló mucho que digamos y la Liga Griega no es tan competitiva como otras en el Viejo Continente.

¿Qué tanto le puede ayudar Pulido a Chivas o Chivas a Pulido? esa es la cuestión. Considero que los dos se ayudarán mutuamente y todo dependerá de cómo se comporte Alan fuera de las canchas y que Almeyda lo sepa llevar, de ahí partiremos para recuperar a un delantero mexicano que tiene (si él se lo propone) un futuro prometedor.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas