Cigarros y bebidas alcohólicas, negocio imposible para Tigres

La UANL ha solicitado en varias ocasiones el registro de la marca en la clase de Tabaco y Bebibas Alcohólicas y ha sido rechazado.
 Tigres hizo solicitud en la clase de Tabaco y también de Bebidas Alcohólicas.  (Foto: Foto: MT)
  • La UANL ha insistido en registrar su marca para la clase 33 y 34 en el IMPI
Monterrey, Nuevo León -

La UANL ha solicitado registro de cada uno de los escudos de Tigres como signo distintivo en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), abarcando el uso de la marca hasta en las áreas y servicios más extraños.

Exploración submarina, alquiler de perros, cremación de animales, embalsamiento de cadáveres, elaboración de horóscopos, lectura del tarot, entre otros servicios y productos que incluye la clase 42 y 45 en las que se hizo la solicitud de registro de la marca con denominación Tigres U UANL el pasado 18 de julio, ya con el nuevo logo de las cuatro estrellas.

Lo anterior aún está en proceso, mientras tanto existen dos clases de licencias que han sido imposibles para la UANL con Tigres, las número 33 y 34, que son bebidas alcohólicas (excepto cerveza) y tabaco (artículos para fumadores y cerillas), respectivamente, por lo que de esta manera la Universidad o club no podrían hacer negocio en esas áreas usando el escudo auriazul, en caso de que esa fuera su intención.

A través de Jaime Javier Gutiérrez Argüelles, Abogado General de la UANL, se han hecho las solicitudes para registrar la marca Tigres y su logo desde 2011 en esas clases, pero el IMPI se las ha negado, por ser institución educativa, deportiva y porque en el caso del tabaco, también porque ya existe una marca de cigarros llamada Tigres, aunque en la UANL lanzaron objeción señalando que no existiría ninguna confusión al ser signos completamente diferentes y hasta expusieron una comparación.

El nombre de Tigres ya existe en cigarros.
El nombre de Tigres ya existe en cigarros.  (Foto: MT)

Mientras tanto en el impedimento, el IMPI señaló: “El signo propuesto incurre en la prohibición prevista del artículo 4° de la Ley de la Propiedad Industrial, en relación con el Artículo 24° de la Ley General para el Control del Tabaco y el Artículo 48° Fracción X de su reglamento, los cuales establecen la prohibición de emplear incentivos que fomenten la compra de productos del tabaco y no podrá distribuirse, venderse u obsequiarse, directa o indirectamente, ningún artículo promocional que muestre el nombre o logotipo de productos del tabaco y la publicidad de productos del tabaco se entenderá que incentiva a su consumo cuando se asocie con ideas o imágenes atléticas, deportivas o de popularidad”.

“Induce al error público consumidor, respecto de la naturaleza de los productos a distinguir, al relacionar un producto cuyo consumo es nocivo para la salud con una institución educativa de fines diametralmente opuestos”, establece el IMPI, quien rechazó el 6 de agosto de 2012 la solicitud ingresada el 8 de septiembre de 2011 y aunque hubo objeciones de la UANL, se reiteró la negativa el 19 de agosto de 2013. En ese mismo año, le UANL pidió licencia de uso para utilizar el escudo en encendedores y ceniceros, posterior a eso, el 29 de julio de 2014 se les dio el título de registro de marca en esa clase solicitada en 2011, pero el escudo ya no era útil, Tigres ya tenía el de tres estrellas y el aprobado solo dos.

El 22 de octubre de 2014, se solicitó de nuevo la licencia sobre tabaco y cigarrillos, pero ahora con el logo de las tres estrellas, pero se le notificó el impedimento el 21 de abril de 2015; posteriormente, el 14 de agosto de ese año la UANL lanzó su objeción, con los mismos argumentos que lo llevaron a obtener el sí en la solicitud anterior.

Y es que en respuesta a la negativa, la UANL refiere que no se le debería de rechazar la solicitud, tomando en cuenta que hay registros bajo las denominaciones de UNAM, América y Diseño, Chivas, así como Deportivo Cruz Azul y Diseño, otorgándoles licencia de este tipo de clase sin problema y fue así que el 12 de febrero de 2016 les dieron el título de registro; sin embargo, hoy no les sirve, puesto que en diciembre 2015 ese escudo ya había cambiado al de las cuatro estrellas.

Mientras que la solicitud de registro en la clase de Bebidas Alcohólicas pasa por similar situación que la del tabaco, lo más reciente en ésta es que fue rechazada porque contraviene a las disposiciones legales y reglamentarias del artículo 34 de la Ley General de Salud en Materia de Publicidad y del artículo 4 de la Ley de la Propiedad Industrial, donde señala que la publicidad del acohol no debe realacionarse con el consumo de actividades creativas, educativas, deportivas, del hogar o trabajo. El 12 de octubre de 2012 solicitaron la licencia, la cual recibió el impedimento el 15 de febrero de 2013 y aunque la UANL lanzó objeción, el 28 del mismo año les reiteraron la negativa.

Rechazo de solicitud de Bebidas Alcohólicas
Rechazo de solicitud de Bebidas Alcohólicas  (Foto: MT)
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×