Un mexicano estuvo en atentado de Munich 1972

El primer episodio terrorista en el deporte olímpico conmemora 44 años
 Los Juegos Olímpicos de Munich 1972 se vieron ensombrecidos por el terrorismo.  (Foto: Getty, Getty)
  • El primer episodio terrorista en el deporte olímpico conmemora 44 años
  • Pedro Aroche, exmarchista, recuerda la masacre del grupo 'Septiembre Negro'
Ciudad de México -

Este lunes se cumplieron 44 años de uno de los sucesos más oscuros del deporte olímpico: el ataque del grupo ‘Septiembre Negro’, que marcó el primer capítulo en el que el terrorismo invadió al deporte.

En los Juegos Olímpicos de Munich 1972, durante la madrugada del 5 de septiembre, el mexicano Pedro Aroche, entonces marchista, no podía dormir.

“Vivimos todo muy de cerca porque el edificio de los israelíes estaba atrás de nosotros. Era sólo darle la vuelta a nuestro edificio y estábamos allí. Escuchamos los disparos del edificio de atrás pero jamás nos imaginamos que fuera eso”, recordó Aroche, quien terminó en doceavo lugar de los 20km.

“Pensamos que era otro tipo de desorden, pero no; ¡Era el Grupo Septiembre Negro que pedía un helicóptero para llevarse a todos de rehenes!”.

En el atentado murieron los 11 deportistas, más cinco terroristas y un policía alemán. La operación se llamó ‘Ikrit y Biram’, dos aldeas palestinas cuyos habitantes fueron masacrados y los supervivientes expulsados por la organización paramilitar de autodefensa judía.

Aroche, de entonces 26 años de edad, recordó el luto del día siguiente.

“Se hace una matanza tremenda y había que llevar una corona de luto al Estadio Olímpico; cada delegación lo hizo como homenaje general de todos los países. Nos tocó vivirlo muy de cerca, pero los Juegos no se suspendieron ni se cancelaron”, mencionó.

De los 14 deportistas israelíes que compitieron en Munich 1972, sólo sobrevivieron tres, uno de ellos era conocido por Pedro Aroche.

“Era un marchista, Ladany, ya era grande, pero era muy amigo de los mexicanos. Ya había vivido cosas muy fuertes en torno a la Segunda Guerra Mundial. Ladany compitió el día anterior, llegó a dormirse a su cuarto, estaba en un segundo piso y cuando le gritaron que estaba pasando algo fuerte, se aventó de un segundo piso, cae en el jardín, se salva y da aviso de lo que estaba pasando”, recordó Aroche.

Es el único momento marcado por el terrorismo en la historia olímpica y hoy queda en el recuerdo de quienes lo vivieron.

“Ahora las generaciones son muy jóvenes y ya no saben de esto, pero las cosas cambiaron desde entonces: los controles de seguridad, desconfianza, algo de preocupación”, dijo el ahora entrenador.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×