Sin perfección ni ideas, el Tri tampoco se reconcilió

Sin perfección ni ideas, el Tri tampoco se reconcilió
México acumuló 5 triunfos y 1 empate en este camino previo al Hexagonal FInal.
 México acumuló 5 triunfos y 1 empate en este camino previo al Hexagonal FInal.  (Foto: Mexsport)
  • El Tri avanzó como el mejor equipo de esta fase y arrancará el hexagonal ante EE.UU.
  • Al final, México acumuló 5 triunfos y 1 empate
Ciudad de México -

Si se pensaba en reconciliación, este martes el rompimiento se hizo más grande entre la Selección Mexicana y su afición tras el 0-0 ante Honduras que acabó con una "perfección" resultadista cuyos argumentos parecen cada día más endebles.

Fueron 80 minutos los que la afición aguantó para luego pedir la salida del actual DT con un "¡fuera, Osorio!" que en la recta final del partido retumbó en un Azteca cuya entrada fue mucho mejor de lo que se esperaba tras el amargo 7-0 en la Copa América Centenario y la victoria de 3-1 del viernes pasado en El Salvador.

El primer tiempo volvió a ser para el olvido con un planteamiento que incluyó la participación de un Diego Reyes falto de actividad y que perdió balón tras balón y en cada uno de ellos provocando los cuestionamientos de que Juan Carlos Osorio haya optado por él en lugar de un especialista como Jesús Molina.

Más allá del futbol y de la táctica, este Tri se vio descolorido, falto de corazón y coraje, esos mismos argumentos que tampoco aparecieron en Santa Clara y hacen recordar la derrota más abultada en la historia del combinado nacional.

Más cerca, y es un decir, estuvo Honduras en el primer tiempo, aunque el ímpetu del debutante Ángel Zaldívar ocasionó la única llegada de México al tenderse para puntear un balón que parecía perdido y que de milagro sacó el portero Escober. Otro primer tiempo que poco que replicar.

Las piernas de los hondureños solo duraron 45 minutos y sabedores del desgaste optaron por regalar la pelota y pararse atrás en lo que Osorio buscaba con un desorientado Chucky Lozano la llave para responder al sonoro abucheo del medio tiempo.
Y sí, fue Lozano el que tuvo la más clara pero el canterano de los Tuzos sigue alejado de su talento y como tal puso la pelota en la tribuna cuando tenía el marco abierto.

Osorio charlaba con el auxiliar, con Rafa Márquez y seguramente con su memoria pues la brújula parece haberse extraviado hace tiempo más allá de la claridad con la que México avanzó al hexagonal, instancia en la que volverá a encontrarse como primer rival a quien menos quería, Estados Unidos, el 11 de noviembre en territorio enemigo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×