Abuchear no siempre es la mejor salida

No abucheemos antes de tiempo. El Hexagonal es la prueba de fuego y tanto afición, cuerpo técnico, jugadores y prensa tenemos que saber estar.

La vida no es de blancos o negros, es de matices. Entiendo y comparto la molestia. La Selección de México jugó fantásticamente mal contra Honduras, fue un equipo sin actitud, falto de ilusión, sin garra, sin ganas, sin nada.

En el partido para comenzar a firmar las paces con la afición, México no pudo más que empatar sin goles con Honduras. El divorcio parece estar más que consumado y es merecido.

Se necesita agitar la coctelera, hacer cambios. Sin embargo, creo y seguiré creyendo que Juan Carlos Osorio es el hombre indicado para llevar a México a la próxima Copa del Mundo. Si nos basamos en los números, los 16 puntos de 18 posibles nos dicen que tan mal no vamos. Es verdad que hay mucho más que analizar y que el fracaso en Copa América sigue pesando y mucho.

Al margen de eso, lo único que yo pediría es que no caigamos en lo mismo de la eliminatoria pasada, en donde se confundió continuidad con continuismo y se aguantó a José Manuel de la Torre, aun sabiendo que no se jugaba a nada y que su proyecto no iba a ningún lado.

La realidad es que con Osorio estamos lejos de llegar a ese punto. Tuvimos un accidente contra Chile y algunos partidos malos. Pero no todo está mal ni perdido. Los jugadores creen en el técnico, aunque a veces no parezca, confían en él. Su trabajo tiene credibilidad.

Sus famosas rotaciones tienen mucho de fondo, pues en la vida hay algo que se llama “meritocracia” y representa el poner a jugar al que hace más méritos para hacerlo. Eso antes no exista. En la Selección se jugaba por nombre y por currículum, hoy en cada entrenamiento se juegan el puesto.

No abucheemos antes de tiempo. El Hexagonal final es la prueba de fuego y tanto afición como cuerpo técnico, jugadores y prensa, tenemos que saber estar. Vámonos, que la pasen bien.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas