Dijo mi mamá que siempre sí

El futbol es un juego, pero ante todo es un gran negocio.
Ciudad de México -

De niños jugar al futbol era por mera diversión. Pero esto cambia cuando un jugador se hace profesional. Y más aún, cuando un profesional del futbol llega a la Selección Nacional.

El futbol es un juego, pero ante todo es un gran negocio. No solo cuenta meter el balón a la portería contraria para ganar partidos, sino que cuenta mucho (como dirían tristemente por ahí), meter dinero a los equipos con todo lo que se mueve alrededor del popular deporte, porque a final de cuentas, cada equipo es una empresa.

Pues resulta que el técnico nacional ahora no solo tiene complicaciones para hacer jugar bien a su equipo, sino que ahora es el que más presión tiene, después de que Chile nos metió 7 (bueno... a la Selección), sumando su falta de liderazgo que se nota cada vez más... En la cancha (o en el área técnica) solo hay que ver a Rafa Márquez: habla y habla con él, como queriendo pasarle un poco de su jerarquía. Fuera de la cancha, la cosa se le ha complicado con jugadores que se niegan a "partírsela" con el Tricolor y ahora para colmo, Carlos Vela se convierte en mártir y desde Europa disparó: “Estoy disponible para la Selección, si el último verano no estuve ahí, fue por decisión del entrenador, que decidió que no estaba en buen momento o que había gente mejor que yo. No fui porque no quisiera”. ¡Tómala Osorio!

Ahora resulta que ya no se acuerda de que estuvo más de tres años haciéndole el feo a las convocatorias y que no le importó perderse un Mundial en su mejor momento futbolístico. Pero lo que hay que analizar en esa declaración, es todo el chanfle que trae el disparo.

Justo cuando se vendrán partiditos de preparación rumbo al hexagonal final de la Concacaf y cuando la Real Sociedad (equipo de Vela), no está muy a gusto con el jugador después de una lesión y dos temporadas de no tener un buen nivel ¡por supuesto! que la Selección Nacional es un gran escaparate para lo que pueda venir en su futuro. Y más aún, si el patrocinador de la ropa de la Selección anda enojado ¡y lo que le sigue! porque Vela no es llamado al Tricolor y por supuesto, no aparece vistiendo la camiseta verde que promociona la marca en toda su publicidad.

¿Qué pasará con este enredo?, pues veremos si Osorio se faja los pantaloncitos y se mantiene en no llamarlo por sus antecedentes, aún a sabiendas del enojo de uno de sus principales patrocinadores, o si lo convoca, juega el hexagonal por la falta de delanteros por lesión o contundencia y todos tranquilos. Veremos quién de los dos gana la partida, porque ahora resulta que Vela: “siempre ha estado disponible para su Selección”.

Nos leemos el próximo viernes y recuerden: “Máscaras habrán muchas, pero Enchilada… solo una”.

Sígueme en Twitter: @mascarenchilada

Y en facebook.com/MascaraEnchilada/

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas