Rayados, a 71 años de su mayor tragedia

Rayados, a 71 años de su mayor tragedia
 El terrible episodio que vivió el Monterrey quedó grabado en la historia.  (Foto: Foto: Especial)
  • Hace más de siete décadas el Monterrey fue golpeado y devastado con un trágico evento
Monterrey, Nuevo León -

La noche del 14 de septiembre de 1945 marcó para siempre la historia del Club de Futbol Monterrey a menos de un mes de su debut y nacimiento en la Liga Mayor de Futbol.

Ese día, la tragedia golpeó al naciente equipo de la Sultana del Norte, haciéndole pagar un cruento derecho de piso cuando el equipo se dirigía a la ciudad de Guadalajara para afrontar el compromiso en contra del Oro de Jalisco.

El autobús se detuvo en San Juan de los Lagos para cargar gasolina, por lo que varios jugadores descendieron para estirar las piernas, pero otros prefirieron continuar durmiendo a bordo.

Al filo de las 22:00 horas sobrevino la catástrofe, cuando se escuchó un fuerte estallido y pronto el autobús se vio envuelto en llamas, por lo que algunos jugadores que habían bajado y se encontraban en un billar contiguo a la gasolinera, de inmediato acudieron a auxiliar a sus compañeros.

Gilberto Maciel, Evaristo Amezcua, Enrique Lizano, Guillermo Vidal y el chofer del camión fueron alcanzados por el fuego; otros como Gonzalo Buenabad y Cocoliso Peralta lograron romper los cristales de las ventanillas para saltar de la unidad y ponerse a salvo.

El Ché Gómez se vistió de héroe al arriesgar su vida para sacar de entre las llamas a Eliseo Olvera y a Atanasio Medellín, mientras que Arnulfo Avilán, el Burro Palomino y Bautista Bladé resultaron ilesos.

La solidaridad de la Liga Mayor no se hizo esperar, suspendió el partido contra el Oro, propuso un juego de estrellas a beneficio del Monterrey y varios equipos prestaron jugadores a los regios sin costo, para poder completar el plantel ante la gran cantidad de heridos tras el accidente.

Como consecuencia de las graves quemaduras sufridas, Cuadros Vidal y Enrique Lizano fallecieron en el mes de diciembre en un hospital de Guadalajara, mientras que en la cancha el Monterrey golpeado anímica y mentalmente, sufría goleadas estrepitosas como el 9-2 contra Chivas; 10-1 ante el España; 7-1 frente al Marte y la peor de todas, 14-0 contra Veracruz en el puerto, que es la derrota más abultada en la historia del futbol mexicano.

Al concluir la temporada, el Monterrey era último de la tabla general, con 30 juegos disputados, cinco triunfos, cuatro empates, 21 derrotas, 58 goles a favor y 133 en contra para un total de 14 unidades, fue el saldo final de un debut de pesadilla, pero que no mató la ilusión, la cual renació y con mayor fuerza.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×