Dos Jefes en Tigres, la anécdota jamás contada sobre Boy

Dos Jefes en Tigres, la anécdota jamás contada sobre Boy
Dos Jefes en Tigres, la anécdota jamás contada sobre Tomás Boy
  • Boss se mantiene como masajista en el club felino, ya tiene más de tres décadas en la Liga
  • Boy jugó en Tigres de 1975 a 1988
San Nicolás de los Garza, Nuevo León -

Hace cinco años, la leyenda de Tigres y actual timonel del Cruz Azul, Tomás Boy, confió que el apodo de Jefe no era de su agrado; sin embargo, existe una anécdota que nunca antes se había contado públicamente, en la que se revela que cuando era jugador felino, defendía a capa y espada este sobrenombre.

Y es que a nadie más le podían llamar Jefe en Tigres, Boy así lo sentenció cuando se enteró que había alguien más en el club universitario con ese apodo.

Hoy en día, por los pasillos y vestidores del Volcán y en la Cueva de Zuazua, es común escuchar "¡Boss, Boss!", un mote que surgió debido a Boy.

Se trata de José Alfonso de la Rosa, actual masajista en Tigres y que en los ochenta trabajaba en las reservas de los auriazules, cuando Boy era jugador estrella del primer equipo.

Había dos Jefes en Tigres y Boy no lo sabía, cuando se enteró, estalló; por lo que desde ese entonces, De la Rosa es conocido como Boss, palabra en inglés que significa Jefe, puesto que Tomás advirtió que no quería volver a escuchar que a otra persona la llamaran de esa misma forma.

"Hubo un interescuadras con el equipo de reservas contra el primer equipo, jugaba un muchacho que era compañero mío en la Facultad de Medicina y jugaba Americano conmigo y futbol profesional, mis amigos me decían el Jefe desde la secundaria, preparatoria y facultad, amigos médicos que me encuentran me siguen diciendo Jefe; este muchacho, frente a los jugadores del primer equipo, entre ellos Tomás, me grita 'eh jefe, necesito unas vendas' y le dije 'sí, ahorita te las llevo', Tomás escuchó y dijo '¿qué?, ¿a quién le gritas Jefe?, ¡el único jefe aquí soy yo! (dijo Boy gritando muy molesto), 'si le vuelves a decir Jefe, los corro a los dos'; era Tomás Boy antes de irse al Mundial del '86 y ya, dejaron de decirme Jefe, 'vamos a decirte Boss, que es lo mismo, pero en inglés".

"Fue en la secundaria que me apodaron el Jefe, tenía un grupo de amigos, andábamos juntos para todos lados y un maestro pensó que era una pandilla y que yo era el jefe, entonces empezó a decir tu eres el Jefe; pasó en la prepa, en la facultad, los compañeros me seguían diciendo así, los maestros, todo mundo", platicó De la Rosa.

Boss asegura que a pesar de esa anécdota, en la que Boy se mostró molesto, en general trataba bien a todos, pese a su carácter explosivo; era un líder en la cancha, por lo cual se ganó el apodo de Jefe, luego de que el cronista Gerardo Peña así lo nombró, al señalar que el equipo felino jugaba como lo proponía Tomás.


NI JEFE, NI BOSS, PARA TUCA FUE 'FELIPE'

De la Rosa llegó a Tigres en 1983 en reservas, después en 1988 subió al primer equipo y ahí se mantuvo hasta 2007; pasó tres años en Chiapas, para luego volver a los auriazules en el 2010 de la mano del Tuca Ferretti, quien en un principio no lo llamó Jefe, ni Boss.

"Cuando llegó en el 2010, estábamos en un entrenamiento en Zuazua, le estaba ayudando en regresar los balones, quería algo y me gritaba '¡Felipe, Felipe, Felipe! y yo, 'soy Alfonso', y dice '¡no, tú eres Felipe!, ahora vas a ser Felipe' y así me estuvo llamando un buen tiempo", contó Boss, quien se encuentra agradecido con todo Tigres por la oportunidad de estar más de tres décadas en el club.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×