Boy el bailarín

Pues ahí tienen al gran bailarín de Tomás Boy, que mostró sus primeros rasgos artísticos con el Atlas de Guadalajara...
Ciudad de México -

Todos tenemos ese dedo índice en la mano para señalar y juzgar, pero nunca o casi nunca nos damos cuenta que aquello que juzgamos o que nos molesta es lo mismo que hacemos nosotros y en esta época de redes sociales, a los mexicanos se nos ha hecho la piel muy delgada a tal grado que parece que todo nos molesta y que en lugar de actuar, preferimos juzgar.

Pues ahí tienen al gran bailarín de Tomás Boy, que mostró sus primeros rasgos artísticos con el Atlas de Guadalajara, a tal grado que más tardó en bailar que en ser despedido con penosos pasajes cómo cuando integrantes de la Barra 51 lo fueron a encarar en medio de un partido, o cuando se pitorreó de Marco Fabián previo a un juego contra las Chivas y este nada más le clavó unos cuantos goles. Tan cínico que en unas de sus tantas etapas como entrenador en Morelia se daba el lujo de correr gente del Estadio, argumentando que él era el dueño del lugar, o de llegar a alguna televisora de paga y al retrasarse su entrada, exigir el despido del guardia de seguridad entre otras tantas anécdotas que tiene Tomás que en 28 años de carrera como entrenador no ha ganado un título.

Pero lo que si ya es el colmo, es lo que hizo a media semana en un juego de la CopaMx al burlarse de la afición del Cruz Azul bailando como hurraca, y me refiero al bailar como hurraca porque de la afición ya lleva burlándose desde que empezó a dirigir al equipo, pero en este caso la culpa no es de él, Tomás no va a cambiar, los culpables son quienes los dejan hacer lo que le plazca y no le ponen un alto, en fin es Cruz Azul y ahí todo puede pasar.

De salida, Juan Carlos Osorio ahora sí perdió la brújula o de plano ve otros partidos, ya que llamar a Hedgardo Marín a la selección me parece incomprensible y sino vean el partido que dio frente a Toluca o uno de la CopaMx en las primeras jornadas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas