El himno del América, la pasión en una obra 'anónima'

Fue en el lejano 1982 cuando la pasión, por el entonces modernizado Club América, comenzó a reflejarse en las notas musicales.
América tuvo en los 80's fue en la década más gloriosa.
 América tuvo en los 80's fue en la década más gloriosa.  (Foto: Mexsport)
  • Carlos Blanco fue el autor de la canción que hoy hace retumbar los corazones azulcremas
  • El cantautor llegó a vender sus discos a las afueras del Estadio Azteca
Ciudad de México -


¡Águilas a ganar! canten con nosotros...

Conocida y emotiva para millones, la música que da vida al himno del América también tiene un autor prácticamente anónimo para la gran afición del cuadro azulcrema que está por cumplir 100 años de legendaria historia.

Fue en el lejano 1982 cuando la pasión, por el entonces modernizado Club América, comenzó a reflejarse en las notas musicales.

Carlos Blanco, autor de baladas románticas y canciones de música ranchera, fue quien tuvo la creatividad necesaria para ponerle sonido a la emoción que las Águilas despertaron en los 80’s, la década más gloriosa para el equipo más ganador del futbol mexicano.

“Mi padre hace el himno del América por una petición del presidente del club que convocó a diversos autores para crear la identidad del himno, recuerdo a mi padre en casa con su guitarra, anotando las letras y componiendo.

“Fue algo raro, él tenía la diversidad creativa muy amplia que le permitió estar en otro ámbito, pero también tener un éxito rotundo porque si somos claros, el himno es vigente después de 34 años y estamos hablando que un tercio de la historia del club ha sido con este himno”, explicó a Mediotiempo Carlos González, hijo del cantautor.

Blanco, curiosamente con el mismo apellido del que hoy es uno de los ídolos del americanismo, falleció en 1985, y aunque su éxito estuvo lejos del deporte, tuvo una importante carrera dando vida a canciones como “Verónica” en 1972 y ganando festivales como el de Yamaha en Japón.

Alejado del deporte como aficionado, también se dio tiempo para crear el himno del Mundial Juvenil de México en 1983 y colaborar en la composición de un himno para el Atlante.

“Mi padre cantó aquel día de la final que América ganó a Chivas, cantó en el medio tiempo y con su mismo atuendo de artista salió a vender su disco en la explanada del Estadio Azteca; para mí es un ejemplo de alguien que realmente quiere trascender”, dijo González.

A 34 años del origen de aquella creación, aún retumba en el corazón del americanismo el "¡Águilas a ganar!", y es una parte fundamental de la vasta y triunfadora historia del Club América.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×