América, el 'exitoso' equipo de basquetbol

Invitados a Guatemala para jugar una serie de partidos de futbol, los chapines improvisaron un duelo de basketball que también ganaron el Club América.
 En 1923, América viajó a Guatemala para jugar futbol y ¡basketball!  (Foto: Foto: Carlos Calderón)
  • En 1923, América jugó el primer partido internacional de un equipo mexicano
  • En aquel viaje surgió la afamada porra mexicana del 'Chiquitibum'
Ciudad de México -


Un exitoso América en el basquetbol

Eran los primeros años del club más ganador del futbol mexicano, pero la pasión que ya comenzaba a generar traspasó sus fronteras e incluso el "odio" deportivo despertaba en sus rivales.

Hacia finales de 1922, América fue invitado por el embajador de México en Guatemala, Juan de Dios Bojórquez, para disputar tres partidos de futbol ante un combinado de aquel país. Dichos encuentros no solo representaron triunfos para el cuadro azulcrema, sino también el primer compromiso internacional de un equipo mexicano en la historia.

América viajó y jugó los tres partidos a principios del 23 e incluso los acompañaron algunos tenistas que también jugaron algunos encuentros de exhibición con el mismo saldo de victorias.

"No solamente juegan esos tres partidos, sino que hay otros de tenis y todos los ganan los mexicanos. Como los guatemaltecos no se quieren ver apabullados se inventan un partido de basquetbol de última hora porque ellos sí tenían un equipo bien conformado y América no", relató Carlos Calderón, autor del libro Anecdotario del futbol mexicano.

Apelando ya desde ese instante a la estirpe ganadora que los ha caracterizado y sin temor al reto, los jugadores del América se dispusieron a jugar baloncesto, dejando una sorprendente y grata estadística para la historia.

"Se juntan entre ellos, el embajador les dice que no, pero ellos ya habían jugado basquetbol en el Centro Unión y aceptan el reto, se juntan los futbolistas e incluso un tenista de los que fueron, y la sorpresa es que el América termina ganando también ese partido", recordó Calderón.

Ya desde aquellos años, América comenzaba a mostrar que su grandeza iba más allá de una cancha de futbol y que el orgullo por defender los colores se mantendría intacto sin importar el rival o la superficie de competencia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×