Magallón, último ejemplo del difícil exilio argentino

Su contrato con Lanús termina en diciembre y aunque se dice aún agradecido con los esmeraldas, no deja de recordar que salió de manera sorpresiva.
Magallón no se arrepiente de haber ido a jugar a Argentina.
 Magallón no se arrepiente de haber ido a jugar a Argentina.  (Foto: Mexsport)
  • El defensa no ha tenido actividad con el campeón argentino
  • Las experiencias de mexicanos en Argentina han sido infructuosas
Ciudad de México -

No tiene actividad pero al menos disfruta la experiencia. Atípico su caso, de mexicano en el futbol argentino, Jonny Magallón no quiere ponerle fin a su carrera con este episodio en Lanús, para el que firmó hasta diciembre luego de sentir que el León lo dejó a la deriva.

Con esta incursión, Magallón se unió a una corta lista de mexicanos que han jugado en Argentina sin dejar demasiada huella. En entrevista con Mediotiempo, el mundialista en Sudáfrica aclaró que no se arrepiente de haberse ido a Sudamérica, aunque sí piensa en volver al norte.

"La prioridad es ir a la MLS o regresar a México porque acá no ha habido mucha actividad, aunque el equipo para el siguiente semestre tiene Copa Libertadores, pero adaptándonos a lo que es hoy la realidad, no tengo participación”, explicó vía telefónica.

"Me siento bien, fuerte, todavía con muchas ganas de seguir adelante, el tiempo es relativo, pero sí quisiera tener un par de años con actividad".

Otros mexicanos que emigraron a Argentina fueron Alberto García Aspe, quien jugó solo cinco juegos en River Plate en 1995; Luis Hernández, que llegó a figurar en Boca Juniors en el 97, pero solo en la Supercopa sudamericana, además de Moctezuma Serrato en 2006 con Defensa y Justicia o Mario Méndez en Vélez en 2007.

Más atrás, Luis "Titi" García y Luis "Pirata" Fuente también jugaron en Vélez en 1940.

A Magallón tampoco le ha sido fácil el exilio porque el equipo del Negro Almirón es campeón del futbol argentino, por lo que para un mexicano de 34 años es difícil quitarle el puesto a un jugador local.

"Es difícil llegar a un equipo que casi estaba armado; por algo son campeones”, agregó. "No me ha costado en el sentido de la desesperación, todo llegará en su momento y no me arrepiento tampoco de haber venido, es una aventura nueva para mí, un aprendizaje que a muchos de verdad les vendría muy bien".

Magallón sabe que el retiro se acerca y aunque por ahora su idea es seguir jugando, no descarta pronto prepararse para DT, pues incluso ya ha recibido invitaciones para ser auxiliar.

Su contrato con Lanús termina en diciembre y aunque se dice aún agradecido con los esmeraldas, no deja de recordar que salió de manera sorpresiva.

"Lo que pasó fue que quedaron conmigo en una cosa y no se cumplió”, recordó. “Me dijeron que no entraba en planes ahí con León. No tenía contrato vigente y me dejaron a la deriva".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×