Chivas convirtió centenario del América en pesadilla

El Rebaño se llevó el clásico y se ganó no solo un baño de orgullo sino el boleto a la gran final de la Copa MX
El Rebaño se consagró de nuevo en el Estadio Azteca.
 El Rebaño se consagró de nuevo en el Estadio Azteca.  (Foto: Mexsport)
  • La gran final será Gallos-Chivas y en el Estadio La Corregidora
Estadio Azteca, ante un lleno -

El centenario cada vez es más amargo. Chivas, el que menos debía ser, el más odiado, es el que está apagando y volviendo los 100 años del América una pesadilla.

El cuadro de Matías Almeyda no solo ganó el segundo clásico del semestre sino que echó al América en su estadio por los penales 3-4 después del 1-1 en los 90' para frustrarle el primer gran objetivo de este semestre: el título de Copa.

Para bien y para mal, el Guadalajara dio dos conciertos al unísono. Su primer tiempo lució por el buen futbol que ha mostrado el equipo de Matías Almeida pero también estuvo plagado de terribles fallas frente a la portería.

El funcionamiento de Chivas dio para generar cuatro opciones claras de gol pero el otro concierto, el negativo, estaba al mismo nivel con el Gullit Peña como gran orquestador al errar un mano a mano pleno y un disparo dentro del área en donde Chofis le había dejado un "bombón".

Y como capricho de la pelota, se fue de los pies del que no la metió para entregarse al primer contragolpe que Oribe Peralta condujo de gran forma y el embalado Michael Arroyo sentenció como mejor sabe, con bicicleta y riflazo de zurda para abrir el marcador al minuto 20.

Tampoco debe dejarse de lado el buen trabajo de Hugo González, quien achicó de gran forma y luego realizó un extraordinario lance tras un gran tiro de Néstor Calderón, que terminó por estrellarse en el travesaño.

A ello hay que sumarle los dos cabezazos de Jair Pereira, uno apenas por encima y otro que Ponce desvío después, pero tampoco encontró la portería.

Llegó el segundo tiempo y con él la llave del gol rojiblanco. Venía desde Europa.

Chivas se adueñó aún más del partido y del balón con un América que optó por replegarse mientras Almeyda mandaba a lo mejor que tenía a la cancha. Orbelín Pineda y Conejo Brizuela estaban en la cancha antes de los 15 minutos del complemento.

En la jugada más complicada de las que Chivas tuvo para anotar apareció la acrobacia y la habilidad de Alan Pulido, quien tras un recentro de Ponce se lanzó de frente para ganar con la pierna derecha y ponerla lejos del alcance de Hugo González al 69'.

Chivas siguió teniendo opciones pero el tiempo solo alcanzó para una bronca más y la lesión de Bruno Valdez, quien se fue en ambulancia, aparentemente por una lesión en la rodilla izquierda.

Ya en los penales, Chivas mantuvo la perfección hasta que llegó Pulido al quinto que pudo haber puesto el último clavo en el ataúd después de que Goltz falló el primero de la serie. Pero en el América no contaban con que Osmar Mares también fallaría el último de la serie para darle el pase a Chivas a una Final que jugará la próxima semana contra Querétaro en la Corregidora, por un trofeo que difícilmente promete un sabor tan dulce como este triunfo... de Semifinales pero mucho más significativo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×