El Centenario depende del Clásico de esta noche

Esta noche hay clásico nacional y eso cambia el día.
Ciudad México -

Hoy me desperté diferente. El simple hecho de saber que hoy tenemos clásico nacional cambia la mañana de cualquiera. Da gusto darse cuenta que tenemos rivalidad de nuevo.

Por la razón que sea. Cada quien vive este partido a su manera. El América seguramente lo necesita más que Chivas, pero si en el Rebaño algo han logrado es saber estar a la altura de la ilusión que genera este tipo de encuentros.

Los papeles han cambiado, América hoy se comporta como un equipo políticamente correcto, humilde por momentos, aunque de vez en cuando se le escapa a Ricardo Peláez el verdadero ADN americanista y suelta un “la revancha es de ellos”, mismo que contesta José Luis Higuera al instante con un sólido “los veo nerviosos”. Eso, señoras y señores, es el clásico nacional.

Me cuentan que en América, especialmente los jugadores, tienen una sed de revancha poco comparable con algún otro partido del torneo. La derrota 3 por 0 en la Liga fue un golpe duro, muy duro. Se sintieron humillados en el torneo del centenario.

Saldrán a matar o morir. No hay mañana. El año del centenario depende de este partido para el América, una derrota sería el principio del fin. Al margen de los festejos, himnos y todo lo que deberían de haber tenido, han basado la celebración en los resultados. Aceptable. Ahora toca responder; viene lo bueno.

Pero Chivas es especialista en echar a perder fiestas. Lo tienen en la mente. Sería un bálsamo para el ego de todos los que forman parte del Guadalajara. Continuar arruinando un año que ha sido complicado para todos en el patio de enfrente.

Seguramente están nerviosos, como dice Higuera. La Volpe no habló mucho, por más que se lo pedimos ayer en Jugando Claro, nos dijo que antes de este partido, por cábala, prefería no hacerlo.

Hay hermetismo, se respira el clásico. Se entiende que hoy es un día diferente. Hoy muchos niños de México salen a la calle orgullosos de ser de Chivas o América. Hoy sabremos si este partido puede estar a la altura, si tenemos Clásico de regreso, o si solamente es emoción pasajera. Vámonos, que la pasen bien.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas