Tigres no aseguró Liguilla, pero dejó desahuciado a Rayados

Rayados llegó a 19 unidades, Tigres a 27 puntos
 El empate dejó a Rayados mal parados y Tigres aún no califica.  (Foto: Mexsport)
Estadio Universitario, ante un lleno -

¡Increíble, esto es Tigres! Los felinos suelen tener muy mala suerte en los Clásicos Regios, siempre algo le tiene que pasar al equipo auriazul y en la edición 109 no fue la excepción; tras ir ganando el encuentro, un desvío le dio el empate al Monterrey para terminar 1-1.

Guido Pizarro, el jugador en activo de Tigres que hoy más odia la afición rayada por sus insultos, fue precisamente el villano de la historia, al desviar el balón para que Nahel se quedar sin opciones; Rayados con la igualada llegó a 19 unidades que los tiene desahuciados en el A2016 y los de Tuca con 27 puntos aún no tienen la calificación matemáticamente asegurada.

Fue Rayados quien inició teniendo por más tiempo el esférico y mostrándose peligroso al frente, al grado que a los minutos 13 y y 19, José Basanta de cabeza y Yimmi Chará con disparo cruzado, estrellaron el balón en los postes.

Mientras que al 14’, un susto que se llevó la afición felina, cuando Nahuel Guzmán retó a Rogelio Funes Mori a llegar por el esférico, para luego pasear el balón cerca de la línea de meta para un compañero auriazul.

Tigres poco a poco tomó el control del partido y fue así que al 38’ llegó el gol de Ismael Sosa, gracias a un centro preciso de Javier Aquino, el ex de Pumas peinó el balón a segundo poste para abrir el marcador.

En la segunda parte, los de la UANL tuvieron sus oportunidades claras, como al 46’ cuando Gignac dejó escapar el gol que habría terminado con su sequía de anotaciones, Luis Quiñones le puso un pase raso que pasó a centímetros de la línea de meta, solo era de empujar, pero el francés falló.

Rayados no se quedó atrás, también tuvo llegadas, pero una de ellas la desperdició el Pato Sánchez con disparo demasiado desviado, en otras jugadas aparecieron milagrosamente las barridas de Hugo Ayala y Jorge Torres Nilo.

Además de la buena zaga auriazul, Tigres era apoyado por la pésima contundencia de la Pandilla; al 64’ un ejemplo de esto, cuando Funes Mori controló con el pecho dentro del área y su remate de media vuelta fue horrible.

El empate cayó de manera increíble, Montes conectó el esférico sin alguna dirección, pero éste le pegó a Guido Pizarro en la cintura y se incrustó en las redes para el 1-1 que sería definitivo, pues aunque Jürgen Damm al 89’ tuvo la oportunidad de dar el triunfo de cabeza, su remate fue muy descompuesto y después al 93’, Iván Piris perdonó a los felinos con un disparo muy suave para Nahuel.

Solo un punto se llevan estas escuadras en la edición 109, en la que la unidad le sirve más a Tigres que a Monterrey; en la Jornada 16, Rayados se seguirá jugando la vida cuando reciba al Veracruz, los de la UANL buscarán sellar su pase matemático contra Xolos en Tijuana.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×