Atlético, con victoria agónica, se clasifica a octavos de Champions

El Atleti obtuvo su cuarto triunfo en igual número de jornadas, y cada vez está más cerca agenciarse el primer puesto del grupo.
Antoine Griezmann celebra el gol del triunfo sobre el Rostov.
 Antoine Griezmann celebra el gol del triunfo sobre el Rostov.  (Foto: AFP)
  • El francés Antoine Griezmann marcó el 2-1 definitivo en el 93’
Madrid, España (Reuters) -

El Atlético de Madrid sentenció este martes su clasificación para los octavos de final de la Champions League con una victoria agónica en el último minuto contra el Rostov, transformada por el francés Antoine Griezmann y construida desde la insistencia ofensiva, ineficaz y previsible hasta el definitivo 2-1.

Cuando el empate parecía inalterable -la igualada también le valía para avanzar a la siguiente ronda-, la aparición del atacante mantuvo el pleno de triunfos del Atlético en esta Champions, con un gol de un valor incalculable. Por la victoria y porque le deja a un punto en su visita al Bayern Munich para ser primero de su grupo.

El Atlético marcó el 1-0 en el minuto 28. En un acrobático remate con la zurda del francés Antoine Griezmann, reencontrado con el gol cuatro choques después, porque el Rostov le igualó en la siguiente jugada, un minuto después, en un contragolpe rapidísimo resuelto por Azmoun.

El balón era del Atlético, destinado a un ejercicio de paciencia; las oportunidades casi parejas: un remate de Torres o una sucesión de disparos y rechaces en la frecuentada área rusa, para el conjunto rojiblanco, y un intencionado tiro lejano de Dmitri Poloz despejado con apuros por el esloveno Jan Oblak para el Rostov.

Al descanso, 1-1. Después, el mismo dominio de la pelota del Atlético, reintegrado Koke Resurrección al medio en el tramo final del primer tiempo -comenzó escorado a la banda derecha-, más volcado, con una marcha más y con alguna ocasión más, un tiro del centrocampista, otro de Yannick Carrasco y un cabezazo de Torres.

Y con más artillería sobre el campo. Desde el minuto 56, con el francés Kevin Gameiro sumado a Torres, Griezmann y Carrasco en el frente ofensivo del Atlético, atascado cuando debía desbordar e irrumpir en el área contraria y limitado a lanzamientos lejanos contra una muralla firme sólo derribada en el último minuto.

En el minuto 93, cuando todo parecía cerrado al empate, Griezmann aprovechó una pelota dentro del área. Primero levantó la bandera el juez de línea, por un supuesto fuera de juego; después, el árbitro concedió el gol, definitivo para una victoria más del Atlético, la cuarta en cuatro jornadas, y para sentirse más cerca de su objetivo en esta fase del torneo: el primer puesto del grupo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×