El 'dos a cero', ¿obra de la casualidad?

Bradley describió un poco del ambiente que se vivió cuando en el 2013 los de las barras y las estrellas vencen a los aztecas.
En Columbus todo está preparado con el firme objetivo de continuar con el famoso 'dos a cero'.
 En Columbus todo está preparado con el firme objetivo de continuar con el famoso 'dos a cero'.  (Foto: Mediotiempo)
  • Josh Wolff, primer anotador en el lejano 2001, no ve descabellada la intención
  • Bradley dijo que el penal fallado por Dempsey en el 2013 no fue a propósito
Columbus, Estados Unidos -

Casualidad o intención, lo cierto es que el “dos a cero” que prácticamente se ha colocado como una pesadilla para México y hasta un slogan de mercadotecnia para los Estados Unidos ha tenido momentos en los que se ha podido romper pero al final se mantiene como algo inentendible.

Basta recordar al Tri dirigido por Luis Fernando Tena, en un interinato fugaz, que terminó por entregarse a los norteamericanos en el 2013. Aquella vez los dirigidos por Klinsmann tuvieron la oportunidad de golear, pero curiosamente el marcador no fue más allá de la desventaja de dos goles por el penal fallado de Dempsey.

“Claro que recuerdo lo que pasó, fue celebración y júbilo porque habíamos ganado y estábamos muy cerca de la calificación al Mundial, nadie habló del marcador o de que Clint (Dempsey) falló el penal, todos estábamos felices pues la Copa del Mundo ya estaba muy cerca”, dijo Bradley.

“No pude estar ahí porque estaba suspendido por tarjetas amarillas y no sé exactamente qué pasó, puedo imaginar que hubo bromas y que los compañeros molestaron a Dempsey por haberlo fallado y mantener el 2-0. Conozco a Clint y no creo que lo haya fallado a propósito”, expresó Matt Besler, defensa que estará este viernes ante México.

Situación similar se presentó ocho años antes cuando en septiembre del 2005 la Selección Mexicana de La Volpe se metió a Columbus para caer 2-0 con doblete de Bradley, aunque en los últimos minutos DaMarcus Beasley tuvo un mano a mano con Oswaldo Sánchez que echó afuera de forma increíble.

Ya son cuatro los partidos que México ha perdido por 2-0 en Columbus ante el combinado de las barras y las estrellas de cara a una Copa del Mundo y aunque jugadores, cuerpos técnicos y procesos van y vienen, el resultado se mantiene siempre, situación que para algunos como Josh Wolff, “padre” de dicho marcador, bien podría ser una acción intencional.

“Es posible, claro que es posible; hablando con otros jugadores del pasado creo que es posible que eso haya pasado”, explicó Wolff tras ser cuestionado sobre el penal que Clint Dempsey falló en el 2013 y que hubiera significado un 3-0 que habría roto el tradicional marcador.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×