Josh Wolff, el 'padre' del 'dos-a-cero'

El ex jugador habló en entrevista con Mediotiempo para recordar aquel fatídico momento de los mexicanos en suelo gringo.
 Wolff no olvida aquel histórico enfrentamiento.  (Foto: Mediotiempo)
  • El exdelantero anotó un gol y puso la asistencia para la primera derrota mexicana en Columbus
  • Cree que ese partido de hace 15 años transformó al futbol estadounidense
Columbus, Estados Unidos -
El 'padre' del 'dos-a-cero', Josh Wolff,

Aquella noche fría del 2001 Columbus parece no haber terminado para la Selección Mexicana.

Fue el 28 de febrero cuando Estados Unidos recibió por primera vez al Tri en el MAPFRE Stadium ubicado en Columbus, ciudad en la que el futbol apenas comenzaba a caminar, pero que esa noche marcaría un punto de partida para el balompié norteamericano. Y lo hizo de la mano de Josh Wolff, hoy directivo del Columbus Crew y en aquel entonces verdugo de México.

“Creo que cuando miras atrás, ves que han pasado 15 años, que se han jugado otros partidos igual de importantes contra México aquí y el ser parte importante de la historia es algo memorable y algo que disfrutas", expresó a Mediotiempo.

"Creo que solo soy una pieza de muchos partidos y de una historia llamada 'dos a cero' que le gusta mucho a los aficionados y a los jugadores, y que ha caracterizado al estadio; ahora será una noche fría de nueva cuenta en el partido que abre el hexagonal y eso es bueno para nuestro futbol”.

En aquel entonces era delantero del Chicago Fire y con el 15 en la espalda anotó el 1-0 de aquel partido en una mala salida de Jorge Campos que finiquitó ante la llegada de Claudio Suárez.

Después hizo una gran jugada individual en la que se quitó al Flaco Macías para poner un “bombón” que Earnie Stewart empujó para el primero de los cuatro “dos a cero” consecutivos ante México.

“Estábamos muy emocionados porque era nuestro primer partido eliminatorio y tuvimos éxito ante México más allá de amistosos u otras competencias porque era de calificación al Mundial y lo hacía especial", mencionó.

“Recuerdo que celebramos, que festejamos y luego pensamos en el siguiente partido y en la calificación, pero creo que esa noche transformó al futbol de Estados Unidos y nos permitió creer más en nosotros y que estábamos en la dirección correcta”.

A más de 15 años de aquella amarga noche que también ha marcado al balompié mexicano, Wolff estará presente en el partido de este viernes, mismo en el que no descarta que se repita la tradicional “dosis”.

“Es muy especial anotar representando a tu país, marcárselos a México que es un rival en la calificación fue un gran momento y creo que lo recordaré por mucho tiempo”, añadió.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×