En 2008, Cruz Azul tuvo licencia para demoler y renovar el Azul

Contratiempos económicos impidieron al club construir un nuevo estadio
 Cruz Azul pudo adueñarse del estadio, pero se le fue de las manos.  (Foto: Mexsport)
  • Actualmente, la Máquina contempla un nuevo estadio que costaría 100mdd
Ciudad de México -
En 2008, Cruz Azul tuvo licencia para demoler y renovar el Estadio Azul

Actualmente con un panorama incierto sobre su nuevo estadio, Cruz Azul estuvo a punto de renovar por completo su casa, hace ocho años.

El presidente del club, Guillermo Álvarez, reveló a Mediotiempo que en 2008 tenían un proyecto ya aprobado para demoler su inmueble actual y renovar por completo el mismo y la zona aledaña.

"En este momento el Estadio Azul yo considero que es el mejor ubicado, lamentablemente no se pudo realizar el proyecto del 2008", explicó.

"Hubo una situación económica en nuestro país que prácticamente con todas las licencias de construcción, con el visto bueno de autoridades, de los vecinos y de todo lo que significaba hacer un estadio justamente donde se encuentra ahorita el Estadio Azul, demoliéndolo, haciendo zonas de estacionamiento y construir un estadio de 45 mil espectadores, pudiera dar actividad económica a cerca de 500 personas".

Ese proyecto iba a reconfigurar la colonia Ciudad de los Deportes, ya que las calles alrededor del Azul iban a ser peatonales.

"Sería una zona con mucha vida durante toda la semana y no cada 15 días para un partido de futbol, pudiendo haber conciertos pero sin problemas de estacionamiento por los vecinos".

Ese proyecto incluía cuatro niveles de estacionamiento subterráneo, además de otros dos para locales comerciales.

Dicho convenio pretendía cambiar a los propietarios, ya que la familia Cossío, que actualmente sigue siendo dueña del inmueble, vendería el estadio a Cruz Azul y solo mantendría la concesión de los locales comerciales.

Actualmente, la Máquina pretende construir un nuevo inmueble que, según el cálculo de Álvarez Cuevas, costaría alrededor de 100 millones de dólares.

Aunque tienen contrato con el Azul hasta junio del 2018, la primera opción es una prórroga por un año más, hasta mediados del 2019. Si bien existe la alternativa de mudarse al Azteca porque difícilmente renovarán más allá del 2019 en su casa actual, en el panorama ya está la construcción de un nuevo estadio en el sur o nororiente de la Ciudad de México.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×